Quantcast
ÚNETE

La moda flamenca no levanta el vuelo

  • Escrito por Antonia Vargas
  • Publicado en Crónicas

El sector de la moda flamenca ha visto esfumarse un año con buenas perspectivas de ventas debido a la suspensión de las fiestas de primavera en Andalucía por la crisis sanitaria del coronavirus y toda su actividad ha quedado en suspenso justo al inicio de su temporada alta, en la que factura el 80 % del negocio de todo el año.

La presidenta de la Asociación de Diseñadores Empresarios de Moda y Artesanía Flamenca de Andalucía (MOF&RT), Pilar Vera, ha explicado, en declaraciones a Efe, que este sector, que engloba diseño y confección de trajes, complementos y fabricantes de tejidos y zapatos, entre otros, es un gremio muy especial porque, "si no vende en estos meses de primavera, ya no lo hará hasta 2021".

De hecho, el éxito del salón internacional de la moda flamenca SIMOF, que se celebró en Sevilla a finales de enero, apuntaba muy buenas perspectivas de ventas para el sector esta temporada que arranca con la feria de abril –prevista desde el 25 de abril al 2 de mayo y que se ha suspendido, al igual que la romería onubense del Rocío y la feria de Córdoba-, y están en el aire otras ferias y fiestas patronales en Andalucía.

Sin embargo, el decreto del estado de alarma, del 14 de marzo para combatir el coronavirus, frenó en seco la actividad de este sector, muy feminizado e integrado en su mayor parte por autónomos y pequeños negocios familiares, cuando empezaba a coger impulso con la demanda de confección de trajes de flamenca.

ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES

Pilar Márquez, directora comercial de la firma Maricruz-Montecarlo -la primera tienda y fábrica dedicada al diseño y venta de trajes de flamenca inaugurada en Sevilla hace 62 años- ha asegurado que en marzo "la inversión ya estaba hecha y todo apunta que el año está perdido", a pesar de que empezó muy bien con encargos en febrero.

Su empresa ha recurrido a un ERTE porque sus tres tiendas -dos en Sevilla y una en Córdoba- están cerradas y también la fábrica, por lo que el único trabajo son los encargos que las clientas le hicieron en febrero y duda de que se recuperen las ventas esta temporada, aunque ha querido lanzar un mensaje de ánimo a las clientes y al sector con la campaña en redes sociales 'yo me visto en casa' .

No recuerda Márquez una situación similar, ya que la última crisis económica de 2008 impactó fuerte en el sector de la moda flamenca, pero se supo adaptar a las necesidades de los clientes con unas líneas a precios más asequibles, pero no se paró la actividad como ha ocurrido este año después de haber hecho inversiones en pasarelas como Simof y en materiales para la confección.

Por estos motivos, muchos negocios han recurrido a ceses de actividad temporal y a aplicar ERTE a sus trabajadores, ya que, según la presidenta de MOF&RT, la actividad es inexistente y tienen "cero ingresos".

Por este motivo, este sector, que mueve un importante volumen económico aunque no está cuantificado, reclama a las Administraciones ayudas al crédito como subsidiar tipos de interés, abrir una línea ICO específica y exclusiva para artesanía y moda flamenca con una duración mínima de al menos un año, bonificaciones en los costes de seguridad social de las trabajadoras y reducción de la presión fiscal, ha indicado Pilar Vera.

PASARELAS

El pistoletazo de salida fue la celebración de la 26 edición del Salón Internacional de la Moda Flamenca, (Simof) que tuvo lugar en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla del 30 de enero al 2 de febrero con la participación de más medio centenar de firmas de moda, con más de 72.000 visitantes y la presentación de más de 1.700 vestidos en pasarela.

Sin embargo, las colecciones que se presentaron en Simof y en otras pasarelas como We Love Flamenco "no van a salir a la calle este año", por lo que, según Pilar Vera, cada firma se planteará si las mantiene para 2021 o harán nuevos diseños, igual que hará ella misma con su colección 'Laranjeira' de inspiración portuguesa.

En este sentido, la directora comercial de Maricruz-Montecarlo ha explicado que su firma mantendrá su amplia colección 'Raíces para el año 2021, si bien introducirá nuevos diseños, que se unirán a los de este año en los que se impone una línea clásica simulando el estilo de traje regional de los años sesenta y en los que predominan los lunares sobre todo negros y de distintos tamaños, además de otras innovaciones.

MODISTAS

Otro pilar son las costureras particulares, que han visto cómo no recibían encargos de confección de trajes de flamenca en una época alta de su trabajo, cuenta Rosa, una modista con muchos años de trayectoria profesional y que se replantea su trabajo dado que las pruebas de costura exigen contacto físico con las clientes, además de permitir que accedan a tu vivienda particular.

Las más adelantadas le habían hecho encargos de trajes de flamenca en enero, pero les ofrecerá la posibilidad de retirar los tejidos o seguir adelante con el encargo y así ya lo tienen listo para la próxima feria.

Otra modista, Elisa, también ha señalado que no sólo se han visto afectadas la confección de trajes de flamenca sino también la de vestidos de novia y de fiesta porque en estas fechas se suelen celebrar también muchas bodas, bautizos y comuniones, así como las túnicas para la Semana Santa, festividad que también se ha suspendido este año. EFE.