ÚNETE

La consellera Vergés reclama un desconfinamiento "con garantías científicas"

La consellera de Sanidad de la Generalitat de Cataluña, Alba Vergès visita la nueva zona del Hospital Parc Taulí de Sabadell, este pasado 5 de abril, destinada para tratar enfermos de COVID-19 durante la vigésima segunda jornada del estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus . EFE/Quique Garcia La consellera de Sanidad de la Generalitat de Cataluña, Alba Vergès visita la nueva zona del Hospital Parc Taulí de Sabadell, este pasado 5 de abril, destinada para tratar enfermos de COVID-19 durante la vigésima segunda jornada del estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus . EFE/Quique Garcia

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha afirmado que el desconfinamiento "tiene que ser seguro y se debe hacer con garantías científicas", para "no volver a poner en riesgo el sistema sanitario".

En conferencia de prensa, Vergés ha mostrado su "preocupación" por el levantamiento del confinamiento total después de Semana Santa, y ha afirmado que el calendario de la pandemia "lo tiene que decidir la ciencia y no los festivos".

El desconfinamiento "se tiene que hacer sin prisas y cuando haya las garantías para ello", porque "lo más importante es la seguridad de las personas y hasta ahora hemos sabido tener la epidemia bajo control".

Vergés ha afirmado que "aún quedan muchos retos por controlar, como los focos mas calientes, que incluyen a los más vulnerables que viven en residencias geriátricas".

El desconfinamiento, según la consellera, "deberá empezar por las personas sanas y menos vulnerables, para que las de más riesgo sean las últimas que lo dejen" y se deberá hacer "aumentando la detección de los casos asintomáticos".

Vergés ha seguido insistiendo en la importancia de mantener medidas higiénicas personales y de superficies "para contribuir a evitar la propagación del virus".

Sin un buen control de la epidemia "no podremos volver a la normalidad del sistema sanitario, que tiene otras enfermedades que se tienen que tratar" ha añadido.

Sobre las residencias geriátricas, Vergés ha indicado que con los test rápidos y en colaboración con la atención primaria podrán "hacer una gestión mejor de las residencias".

En este sentido, la consellera ha afirmado que 450 residentes se han trasladado a lugares "donde pueden estar mejor atendidos" y que las personas que resulten negativas "se podrán trasladar a sus domicilios".

La consellera ha aludido a la "amplia tiplogía de residencias y de casuísticas" y ha detallado que en la residencias grandes "se pueden hacer intervenciones y aislar a los residentes", pero que en las pequeñas la intervención "viene por otra vía".

En las residencias hay 64.000 personas ingresadas, y muchas de ellas con un elevado grado de dependencia, para las que deben determinar "dónde van a estar mejor atendidas".

Vergés también ha afirmado que el Govern ha pedido al Gobierno Español homologar las titulaciones de los profesionales sanitarios extranjeros para que puedan aportar al sistema de salud español.

La consellera ha remarcado que las 2.035 camas de UCI que hay en Cataluña triplican la capacidad ordinaria y que de ellas están ocupadas 1.508, lo que significa que tienen controlado el sistema sanitario "para atender a todas las personas y es muy importante que siga así durante toda la epidemia".

Sobre el protocolo de aplicación del test de la COVID-19 a partir de la aplicación Stop Covid, Vergés ha afirmado que es una "herramienta importante por la que 750.000 personas han reportado su estado de salud" y han podido detectar que 7.200 de ellas tienen sintomatología grave, por lo que les hacen un seguimiento.

Los alcaldes tienen en abierto a su disposición toda la información de afectación por municipios, como demandaron, ha señalado Vergés.

Sobre el nombramiento del epidemiólogo Oriol Mitjà como asesor del Govern sobre las medidas de control de la infección en la fase de postconfinamiento, Vergés ha afirmado que "hay ámbitos de experticia y todo el mundo suma para hacer las mejores propuestas". EFE.