ÚNETE

EH Bildu rehúsa acudir a la reunión sobre los nuevos pactos de La Moncloa

El diputado de Bildu Oskar Matute durante su intervención en el pleno celebrado este jueves en el Congreso para aprobar una nueva prórroga del estado de alarma, en un debate en el que también se abordará la nueva fase que se abrirá en las próximas semanas con el levantamiento progresivo de las restricciones a la movilidad por el coronavirus. EFE/Mariscal El diputado de Bildu Oskar Matute durante su intervención en el pleno celebrado este jueves en el Congreso para aprobar una nueva prórroga del estado de alarma, en un debate en el que también se abordará la nueva fase que se abrirá en las próximas semanas con el levantamiento progresivo de las restricciones a la movilidad por el coronavirus. EFE/Mariscal

El diputado de EH Bildu Óskar Matute ha rechazado este jueves la reedición de los Pactos de la Moncloa y ha descartado la presencia de su formación en la reunión convocada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la próxima semana para buscar un gran acuerdo económico y social con todos los partidos.

Matute, cuyo grupo se abstendrá en la votación sobre la prórroga del estado de alarma, ha recalcado que no estarán en ningún pacto que se plantee como una reedición de los alcanzados en 1977 y que lo único que busquen sea "camuflar la aplicación de más centralización y políticas neoliberales de la derecha para ahogar a la gente y recortar sus derechos".

"Ese fue el objetivo de 1977", ha incidido el diputado abertzale, que ha insistido en que el Gobierno no puede contar con Bildu para atacar a las clases populares y a los trabajadores.

Ha asegurado que siempre estarán con la democracia, pero "nunca con robustecer la Constitución española" porque supondría robustecer la monarquía y el papel del ejército.

Según Matute, en la gestión de la crisis del coronavirus sobran las proclamas militares y las soflamas patrióticas, por lo que ha pedido que se ponga en primera línea a los trabajadores denominados "imprescindibles" y se "desmilitarice" el estado de alarma.

Para el diputado vasco, las medidas arbitradas hasta ahora son insuficientes y ha subrayado que, al contrario que la "extrema derecha", su objetivo no es derrocar al Gobierno, sino derrotar al virus.

Pero ha advertido de que retrotraerse a las medidas del primer confinamiento del 14 de marzo vuelven a poner en riesgo de contagio a muchísimas personas, dado que se ha demostrado que la movilidad aumenta los contagios.

Además, ha dicho que aún no se dispone de las herramientas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud para combatir la enfermedad y, ante esa realidad, Bildu cree que hay un riesgo evidente de empezar la "desescalada".

"La gente se ha acostumbrado a la dureza del confinamiento, pero dudamos de que esté preparada para confinamientos sucesivos si no se ven progresos", ha advertido Matute.

Ha insistido en que la prioridad es la salud, "primero vivir y luego trabajar", ha dicho, y ha insistido en la necesidad de mantener la paralización de las actividades no esenciales mientras no haya garantías sanitarias.

"Solo cuando hayamos frenado la pandemia podremos reconstruir la economía", ha sentenciado y ha señalado que ya habrá tiempo después para hablar de cuestiones económicas como la nacionalización de sectores estratégicos o la coordinación que no centralización, porque en la gestión de la crisis "el autogobierno vasco ha sido tutelado". EFE.