ÚNETE

La Generalitat pide al Gobierno que prolongue el confinamiento total en Cataluña

El conseller de Interior, Miquel Buc. EFE/Toni Albir El conseller de Interior, Miquel Buc. EFE/Toni Albir

La Generalitat ha pedido al Gobierno que prolongue el confinamiento total en Cataluña, que como en el resto de España vence mañana, ya que, si se adoptan "decisiones erróneas" y se relaja, podría haber un "rebrote" del coronavirus, lo que supondría que todo el "esfuerzo" hecho hasta ahora sería "en vano".

Así lo ha anunciado en rueda de prensa telemática el conseller de Interior, Miquel Buch, que ha anunciado que esta tarde elevarán la propuesta al Gobierno para que prorrogue el confinamiento total en Cataluña, ya que así lo recomiendan los técnicos del plan de emergencias de la Generalitat (Procicat), para evitar regresar a una "falsa normalidad".

"Si no somos capaces de aguantar este confinamiento y evitar que la enfermedad se propague y no colapse el sistema sanitario, si tenemos un repunte en un momento de confianza, si nos relajamos, podría haber un rebrote que sería la peor noticia, porque todo el esfuerzo, estrés y angustia quizás habrían sido en vano", ha alertado Buch.

A preguntas de los periodistas, el conseller ha precisado que en su propuesta al Gobierno no detallarán ninguna fecha sobre hasta cuándo creen que tendría que seguir vigente el confinamiento total y que lo piden para Cataluña, porque es su ámbito de actuación, pero que creen que tendría que prorrogarse para toda España.

"Si otros territorios prefieren abrir a la población y regresar a una falsa normalidad, lo que creemos que sería un error, como mínimo que (el Gobierno) proteja al territorio de Cataluña", ha subrayado Buch, que ha asegurado que, si el Ejecutivo de Pedro Sánchez no autoriza esta prórroga, la Generalitat "tomará decisiones" y no se quedará "quieta" para seguir "en primera línea" frente al coronavirus, aunque no ha dado más detalles.

"Si lo niegan, el Gobierno tendrá que explicar qué plan tiene para hacer tests a toda la ciudadanía, qué medidas de autoprotección se tendrán que adoptar para volver a una falsa normalidad, qué planes tiene para los centros de trabajo y para el transporte público", ha sostenido.

Buch ha remarcado que la Generalitat ya está trabajando en el escenario de desconfinamiento, pero ha insistido que ahora sería todavía prematuro, pese a los costes económicos y sociales de mantenerlo: "De nada servirá abrir empresas si los trabajadores están en hospitales o dan positivo y se tienen que quedar en casa", ha alertado.

Según el conseller, los datos epidemiológicos demuestran que no se ha llegado a una situación de control del coronavirus, por lo que levantar el confinamiento total ahora sería abrirse a una "falsa normalidad".

En la misma línea, la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha denunciado que desde Moncloa solo llega "incertidumbre sobre lo que pasará la semana que viene", si finalmente el Gobierno empieza a levantar restricciones al trabajo no esencial.

La consellera ha remarcado que es "imprescindible una buena planificación" para evitar un "preludio de un segundo confinamiento", lo que sería "un desastre": "Este virus tiene dos enemigos, las prisas y la imprudencia", ha advertido.

Por ello, ha criticado que el Gobierno no haya explicado aún si el proceso será "gradual o no", qué sectores podrán volver a trabajar o "el protocolo" que se seguirá. EFE.