ÚNETE

La trata de personas crece en Europa pero se mantiene a la baja en España

La trata de personas aumentó un 44 % entre 2015 y 2018 en Europa, aunque se mantuvo en una tendencia a la baja en España, según el Grupo de expertos sobre la lucha contra la trata de seres humanos (Greta) del Consejo de Europa.

En su informe anual recién publicado Greta cifra en 15.310 las víctimas de trata identificadas en 2018 en 46 países del Consejo de Europa (todos excepto Rusia, único en no ratificar el Convenio contra la trata), además de Bielorrusia, frente a las 10.598 de 2015.

En esos cuatro años, la cifra global de víctimas de trata asciende a 15.368, un dato inferior al real, ya que los datos anuales no han sido proporcionados por todos los países. España ocupa el octavo lugar, si bien la tendencia no es alcista como la europea.

Si en 2015 se identificaron 267 víctimas; en 2016 fueron 193; en 2017, 213; y en 2018, 200. Por delante, se sitúan países como Reino Unido (que ha pasado de 3.266 en 2015 a 6.993 en 2018), Francia (de 1.826 en 2015 a 2.819 en 2018) o Alemania (de 470 en 2015 a 671 en 2017).

El presidente de Greta, Davor Derencinovic, dijo que "los países cuentan a las víctimas de manera diversa, pero los datos disponibles sugieren que ha habido un aumento considerable en el número de personas identificadas como víctimas de este horrible crimen".

"La naturaleza oculta de la trata y el hecho de que hayamos encontrado problemas con el proceso de identificación en muchos países indica que el número real de víctimas puede ser en la actualidad mucho mayor", expresó.

Y añadió que "es esencial que las autoridades intensifiquen sus esfuerzos para hacer frente a la trata y ofrezca asistencia y apoyo a las víctimas". Al tiempo de hacer público su informe anual, Greta lanzó un comunicado para incidir en la situación de "gran inseguridad y vulnerabilidad" en la que se encuentran las mujeres, hombres y niños víctimas de trata por el coronavirus.

Durante la pandemia de la COVID-19, estas personas "no tienen medios de subsistencia, pueden encontrarse en una situación de inmigración o empleo irregular, sin protección médica o social y sin documentos ni recursos que les permitan volver a sus países". EFE.