Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

El Pabellón deportivo de Vall d'Hebron de Barcelona acoge a los primeros pacientes


Una joven protegida por una mascarilla pasa ante el Pabellón del Vall d'Hebron donde realizan tareas de adaptación en sus instalaciones del Pabellón del Vall d'Hebron. EFE/ Enric Fontcuberta Una joven protegida por una mascarilla pasa ante el Pabellón del Vall d'Hebron donde realizan tareas de adaptación en sus instalaciones del Pabellón del Vall d'Hebron. EFE/ Enric Fontcuberta

El pabellón deportivo de la Vall d'Hebron ha comenzado a funcionar este domingo como extensión del Hospital Universitario Vall d'Hebron y acogerá en una primera fase a 22 pacientes de COVID-19, aunque podrá alojar, a mediados de la próxima semana, a un total de 132 enfermos, su capacidad máxima.

El pabellón acogerá a pacientes no críticos, que serán atendidos con el mismo equipamiento sanitario y por los mismos profesionales del hospital.

Este espacio es el primero de los cuatro que el Consorcio Sanitario de Barcelona habilitará en la ciudad para acoger hasta 600 pacientes de coronavirus y descongestionar los centros hospitalarios en los próximos días.

Vall d'Hebron ha creado Equipos COVID para atender a personas afectadas por esta enfermedad, formados por médicos y personal de enfermería, celadores y otros profesionales sanitarios.

Los pacientes serán derivados desde el Servicio de Urgencias o desde las diferentes plantas de hospitalización.

Los Bomberos de Barcelona, con la colaboración de Médicos sin Fronteras, trabajan en el montaje logístico de los cuatro espacios para tenerlos operativos lo antes posible.

El Ayuntamiento de Barcelona provee la logística y el material para poder medicalizarlos y el Consorcio Sanitario de Barcelona se encarga del personal sanitario y del criterio asistencial.

Además, los equipos de sistemas de información de los hospitales, el Instituto Municipal de Informática del Ayuntamiento y el CTTI de la Generalitat trabajan para que los cuatro pabellones dispongan de conectividad tecnológica con las historias clínicas hospitalarias, así como wifi ciudadano para los enfermos ingresados.