ÚNETE

La Fira de Barcelona acogerá un hospital de campaña con 300 camas y 600 sanitarios

Miembros de la Cruz Roja en un pabellón de la Fira de Barcelona. EFE/Quique García Miembros de la Cruz Roja en un pabellón de la Fira de Barcelona. EFE/Quique García

La Generalitat habilitará la próxima semana un hospital de campaña para enfermos con coronavirus en la Fira de Barcelona, en su recinto de L'Hospitalet de Llobregat, que inicialmente acogerá 300 camas y al que se destinarán 615 profesionales sanitarios.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha explicado en rueda de prensa que "el objetivo" es que estas 300 plazas puedan llegar a las 2.000, aunque ha apuntado que el espacio disponible es "absolutamente ampliable si se necesita" debido a las dimensiones del recinto de la Fira.

Los 615 profesionales, que estarán bajo las órdenes directas de un equipo del Departamento, se dividirán en médicos especialistas hospitalarios (15), profesionales de centros de atención primaria (120), enfermeros (120), auxiliares de enfermería (240) y celadores (120).

Vergés ha explicado que la atención sanitaria funcionará las 24 horas del día y que se efectuarán cinco turnos de trabajo, y ha añadido que se habilitarán espacios para los profesionales como zonas comedor o áreas de descanso.

Se trata de "un equipo asistencial creado ad hoc" y que no estará bajo la supervisión de ningún hospital, sino que será una suerte de "infraestructura de todo el país".

Vergés ha agradecido el "trabajo ingente" del personal de la conselleria, así como la disponibilidad mostrada por la Fira y su "capacidad de montaje habitual".

La Fira ya acoge en su recinto de Montjuïc, en la plaza España de Barcelona, a 225 sintecho, una capacidad que se ampliará la semana próxima hasta las 450 plazas.

Este hospital temporal, por contra, se ubicará en las instalaciones de la Fira en L'Hospitalet de Llobregat, donde se celebran salones como el Mobile World Congress (MWC) o Alimentaria.

Otro hospital de campaña que está a punto de estar operativo es el de Igualada, uno de los municipios de la zona de la Conca d'Òdena que están confinados desde el pasado 13 de marzo por el brote de coronavirus en el hospital de la ciudad.

El alcalde del municipio, Marc Castells, ha explicado que las labores para habilitar el hospital en el polideportivo de las Comes van "a toda máquina" para tenerlo listo el próximo lunes, ha agradecido el trabajo de todo las personas que están colaborando en el montaje y ha subrayado la "heroicidad" de hacerlo posible en solo tres días.

También para hacer frente al coronavirus, el Govern ha avanzado este sábado que inyectará en abril un total de 61 millones de euros a los ayuntamientos y consejos comarcales de Cataluña, adelantando la liquidación del 50 % del Fondo de Cooperación Local, para afrontar la crisis sanitaria, económica y social generada por la COVID-19.

Se trata, según ha precisado la consellera portavoz, Meritxell Budó, de una cantidad equivalente al 50 % del fondo de Cooperación Local que se distribuyó en 2019 a los entes locales y que ahora se inyectará como adelanto de la distribución definitiva una vez se aprueben los presupuestos de la Generalitat de 2020.

El Govern, por otro lado, ha anunciado la llegada este sábado a Barcelona de un avión con 130.000 mascarillas, 10.000 batas sanitarias y 10.000 gafas de protección, que la Generalitat ha adquirido gracias a los contactos que les ha facilitado la comunidad china residente en Cataluña.

Y es que la situación generada por el coronavirus sigue siendo complicada en Cataluña, especialmente en hospitales y residencias de ancianos.

La Generalitat tiene previsto reubicar en tres hoteles a 160 mayores con COVID-19 ahora distribuidos entre 16 residencias de ancianos, al tiempo que contratará "de forma inmediata" a 70 profesionales para que se incorporen a este tipo de centros.

En Barcelona, efectivos de los Bomberos de la ciudad han iniciado hoy la desinfección de la Residencia Casal Asil, en el distrito de Sant Andreu, donde han fallecido una veintena de sus 220 residentes por el coronavirus, y el lunes trabajarán en otros centros a petición del Ayuntamiento.

Esta intervención se produce después de que ayer la alcaldesa Ada Colau alertara de que 54 de las 213 muertes vinculadas a la COVID-19 que se han registrado en la ciudad eran de ancianos residentes en geriátricos, lo que significa "una de cada cuatro muertes".

El concejal de Seguridad, Albert Batlle, ha acudido esta mañana hasta el lugar, junto con el jefe de la unidad de los Bomberos, Antonio Cabeza, quien ha señalado que se han encontrado con "personas muertas, personas sedadas y personas sin síntomas" compartiendo espacios.

Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias (UME) ha acudido hoy a desinfectar un centro de menores de Badalona (Barcelona), con al menos cuatro casos de coronavirus, atendiendo un requerimiento que le hizo ayer la Generalitat, que por primera vez pidió la ayuda del Ejército ante esta crisis sanitaria.

Varios efectivos del Ejército han acudido a este centro para sanearlo a requerimiento de la directora general de la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat, Ester Cabanes, que pidió la intervención de la UME para desinfectar las instalación ante la sospecha de que pueda haber 19 personas contagiadas por coronavirus, con cuatro casos positivos ya confirmados.

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha asegurado que al Govern no se le "caen los anillos" por pedir ayuda "puntual" y por un tema "menor" a la UME y ha subrayado que el Govern "pedirá ayuda a quien haga falta para la salud de sus conciudadanos".

También miembros del Ejército de Tierra del cuartel de Talarn (LLeida) han desinfectado este sábado una residencia de ancianos en Sort a petición del alcalde de la localidad, según han informado a Efe fuentes conocedora del operativo. EFE.