LA ZURDA

Puigdemont considera "un riesgo y un desafío" su mitin previsto en Perpiñán

El expresidente catalán Carles Puigdemont consideró "un riesgo y un desafío" reunir a decenas de miles de personas, como es su intención, en el mitin que prevé celebrar el próximo sábado en la localidad francesa de Perpiñán.

En una entrevista que este miércoles publica el diario local "L'Indépendant", aseguró que "la carga emotiva convierte este mitin en una jornada excepcional" y afirmó que verá por vez primera a su madre desde que huyó de España en 2017.

El expresidente de la Generalitat dijo que el acto, en el que esperan reunir a "decenas de miles" de personas, no tiene ningún matiz político pese al anuncio de elecciones en Cataluña próximamente.

Puigdemont lo consideró "transversal" y de "gratitud con los catalanes del norte", además de una oportunidad de denunciar "que un Estado miembro de la Unión Europea no respeta las reglas del juego del estado de derecho europeo sobre las libertades fundamentales".

"No queremos que las opiniones se basen solo en la propaganda de España", señaló el político, que goza de inmunidad por su condición de eurodiputado, lo que le permite viajar a Francia.

Pese a que desde hace varias semanas viaja de forma regular al Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia) y a otros países europeos, Puigdemont indicó que "será particular" llegar a Perpiñán, que calificó de "Cataluña norte": "Será como estar en casa".

El mitin del expresidente ha recibido el apoyo del actual alcalde de Perpiñán, Jean-Marc Pujol, del partido conservador Los Republicanos, y del candidato del partido gubernamental La República en Marcha Romain Grau.

"Las personas que se pronuncian lo hacen sobre todo contra una aberración: la presencia de presos políticos y de exiliados en el seno de Europa", opinó Puigdemont.

Tras reconocer que la gestión del mitin de Perpiñán representa "un riesgo y un desafío", auguró que será "una fiesta", al tiempo que recordó que el independentismo catalán "organiza desde 2012 las manifestaciones más masivas de Europa sin ningún incidente".

Puigdemont se refirió al diálogo entre el Gobierno español y el catalán y, aunque señaló que hay una actitud distinta de la que había con el Ejecutivo del Partido Popular, aseguró que "hay que fiarse de los hechos y no de las palabras", al tiempo que indicó que el diálogo debe ser "profundo sobre la autodeterminación". EFE.