Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Sanidad refuerza la prevención ante el brote de coronavirus en Italia


El Ministerio de Sanidad está reforzando la prevención ante el nuevo brote de coronavirus en Italia para sensibilizar a los centros sanitarios y a la población viajera, a falta de definir entre este domingo y el lunes las zonas de riesgo de ese país en coordinación con la Unión Europea.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha lanzado este domingo un mensaje de tranquilidad porque en España no hay ningún caso de coronavirus, tampoco en análisis, e Italia está aplicando medidas estrictas de cuarentena.

Frente a este brote, Sanidad está trabajando, ha dicho, en aumentar la sensibilidad en los centros sanitarios españoles ante personas que puedan provenir de las zonas italianas afectadas y también la información a la población para los viajeros de esas regiones del norte de Italia, un país con el que España no se plantea cerrar fronteras.

En estos momentos hay tres brotes del virus que preocupan en Irán, Corea del Sur y en Italia, aunque, según el experto, todavía no se puede hablar de pandemia, ha explicado.

El de Italia se inició el pasado viernes con un caso positivo del que se está investigando el origen que ya ha contagiado a ocho casos confirmados, un número que, según Simón, "es muy probable que se quede muy corto" porque laboratorios de Lombardía ha detectado 89 casos por confirmar.

"Es una situación que nos preocupa y tendremos que ver cómo evoluciona", ha indicado Simón para recordar que Italia ha establecido medidas estrictas de cuarentena en una decena de poblaciones. Aún, ha dicho, hay que valorar si el riesgo de transmisión se ha reducido o incrementado, lo que no se sabrá hasta que las autoridades italianas informen al respecto.

En cualquier caso, este brote obliga a aumentar las medidas en España para detectar posibles nuevos casos. El sistema público, ha explicado, trabaja "en cualquier escenario posible" teniendo en cuenta las zonas donde se dan estos brotes.

Simón ha dejado claro que actualmente en España "no hay casos, no hay transmisión del virus", pero "hay que estar preparados para cuando cambie la situación".

Por ahora, las medidas de control se centran en la detección temprana de posibles nuevos casos y, en el caso de que aparezcan, de las personas con las que han podido estar en contacto. Solo si hubiera un brote se aplicarían las medidas que ha puesto en marcha Italia de cuarentenas y suspensión de eventos de masas, que ahora "en España ni se plantean".

Simón ha informado de que mañana lunes habrá una reunión de coordinación del centro europeo de enfermedades para evaluar la situación en Italia y de que se ha adelantado al martes la reunión semanal del grupo de trabajo del coronavirus.

"Italia es parte de la Unión Europea y esto nos genera cierta inquietud a todos", ha dicho para añadir que "hablar de una pandemia de coronavirus es todavía demasiado fuerte" porque el número de países con trasmisión posible es aún reducido.

Y ha dejado claro que la epidemia "no depende de grupos poblacionales concretos", por lo que ha instado a evitar "estigmas". "En España hemos evitado poner sombreros rojos a la persona para señalarle".

Respecto al brote de Irán, ha recordado que oficialmente hay reportados 18 casos pero existen sospechas de unos 30 en tres ciudades diferentes, por lo que los países europeos están valorando posibles medidas en viajeros de este país, cuya población no tiene una movilidad internacional alta.

Preocupa por eso más el brote de Corea del Sur, donde el número es mucho mayor (500 casos) y puede aumentar si se confirma que ha habido algún caso de "supercontagiador", aquéllos con capacidad para transmitir muy superior a la media.

Además, en ese país los afectados practican lo que se conoce como "health shopping" (ir de compras sanitarias), es decir, recorrer varios centros sanitarios cuando notan los síntomas.

En cualquier caso, ha recordado que por ahora el brote está centrado en dos focos muy concretos y "podría llegar a ser controlable".

Respecto a China, ha explicado que en este momento hay que ser "muy cuidadosos" porque el país asiático irá reduciendo las medidas de control. Hasta ahora, ha recordado, la única zona de riesgo es la provincia de Hubei. EFE.