LA ZURDA

El bloqueo político congela la renovación de 104 cargos de entes catalanes

La falta de acuerdo entre los grupos políticos está provocando que el Parlament arrastre desde hace años una considerable bolsa de cargos de organismos catalanes pendientes de designar: en total son ya 104, la mayor parte de los cuales corresponden a personas con el mandato caducado, algunos desde 2013.

En marzo de 2019, el presidente de la cámara catalana, Roger Torrent, urgió a los partidos a negociar para resolver el centenar de nombramientos en barbecho -en ese momento eran 106-, bloqueados en el actual contexto de tensión política, que ha dificultado alcanzar las mayorías cualificadas necesarias para renovar buena parte de las estructuras directivas de los entes públicos.

Pese al llamamiento de Torrent, un año después son muy pocos los nombres que se han pactado y, en cualquier caso, solo han servido para compensar los mandatos que han caducado durante este período.

Siguen quedando dos tercios de cargos por adjudicar: actualmente hay 104 plazas -de un total de 154- pendientes de designación, pertenecientes a una treintena de organismos vinculados al Parlament.

A esta lista se sumarán antes de verano siete nombres más, pues expiran los mandatos de miembros del Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), de la Junta de Museos de Cataluña y de la Comisión de garantía del derecho de acceso a la información pública.

Desde el emplazamiento de Torrent a los grupos, en el último año, solo se ha impulsado la renovación de cuatro organismos, entre los cuales figuran el plenario del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CoNCA) y la junta de gobierno del Memorial Democrático.

En cambio, entre los cargos pendientes de renovar destaca el caso del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, cuyo mandato expiró hace un año. EFE.