LA ZURDA

JxCat y ERC discrepan sobre la figura del relator en la mesa entre gobiernos

MADRID, 18/02/2020.- El diputad de ERC, Gabriel Rufián (i) saluda a la diputada de Junts Per Catalunya, Laura Borrás (d) tras la reunión de la Junta de portavoces en el Congreso de los Diputados este martes. EFE/Javier Lizón MADRID, 18/02/2020.- El diputad de ERC, Gabriel Rufián (i) saluda a la diputada de Junts Per Catalunya, Laura Borrás (d) tras la reunión de la Junta de portavoces en el Congreso de los Diputados este martes. EFE/Javier Lizón

ERC y JxCat han discrepado este martes sobre la figura del relator en la mesa de gobiernos para la resolución del conflicto catalán y mientras los republicanos se decantan por no meter más presión, los convergentes creen que "un tercero" favorecería el cumplimiento de los pactos que se alcancen.

Así lo han expresado en el Congreso en declaraciones a los medios el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, y la diputada de JxCat, Laura Borràs. "Sería contraproducente meter más presión a la mesa", ha dicho Rufián, a lo que Borràs ha respondido que no hay tal presión y ha recordado que el relator es "una figura aceptada por el Gobierno español cuando se levantó de la mesa de diálogo".

Borràs ha precisado que "cuando uno no tiene nada que ocultar y no espera faltar a su palabra, no pasa nada con que haya un tercero". "No sólo no es un obstáculo, es un deber y una obligación porque lo votó el Parlament y las resoluciones que se votan (por la mayoría independentista) tienen todo el valor", ha dicho.

Rufián ha insistido en que la mesa de gobiernos ya tiene mucha presión y ha pedido no meterle más. El diputado de ERC se ha mostrado confiado en que la mesa de diálogo "salga bien" y se celebre antes de que acabe el mes de febrero, tal y como anunció el Gobierno.

Por su parte, la diputada de JxCat Laura Borrás también se ha referido a la querella de la Fiscalía contra el historiador Josep Lluis Alay, jefe de la oficina del expresidente, Carles Puigdemont, por supuesta malversación y prevaricación, y ha considerado que estos hechos evidencian que lo que realmente "progresa es la judicialización de la política".

A juicio de Borrás, la Fiscalía "persigue" a Alay y "pretende ver un rastro de delito en un viaje oficial para asistir a un proceso impecable de referéndum en Nueva Caledonia". "Es curioso -ha dicho Borrás- que a la Fiscalía le preocupe un ticket de peaje de 11 euros por un desplazamiento oficial del jefe de la Oficina de Puigdemont".

A juicio de Borràs, "lo que le molesta a la Fiscalía" es que la Oficina de Puigdemont siga "haciendo trabajo en el área internacional" y ha considerado que el objetivo último de la Fiscalía es "obstaculizar".

También se ha referido a la querella del Constitucional contra la Mesa del Parlament por permitir que se hable de autodeterminación y monarquía, Borrás ha dicho que su formación seguirá perseverando en estos temas porque en un "Estado democrático hay que hablar de todo".

Y ha recordado a la ministra María Jesús Montero, que decía que no hay que esconder la política detrás de las togas, "que parece que se sigue haciendo". EFE.