LA ZURDA

El exdirector de los Mossos al que sustituyó Soler testifica en el juicio a Trapero

El exdirector de los Mossos d'Esquadra Albert Batlle, en una imagen de archivo / EFE. El exdirector de los Mossos d'Esquadra Albert Batlle, en una imagen de archivo / EFE.

El exdirector de los Mossos d'Esquadra Albert Batlle, que dimitió unos meses antes del referéndum del 1-O y al que sustituyó en ese cargo el acusado Pere Soler, que se enfrenta a 11 años de cárcel por rebelión, declara esta semana en el juicio que se sigue contra él y el mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero.

La testifical de Batlle está prevista para el próximo martes, dado que el lunes el juicio se retoma con la testifical, que comenzó la semana pasada, del comisario principal de Barcelona del Cuerpo Nacional de Policía, Juan Manuel Quintela, que en aquellas fechas ejercía el puesto de jefe de la Brigada de Información de este cuerpo en Cataluña.

La declaración de Batlle es clave para las tesis de la Fiscalía, que en su escrito de acusación relacionaba su dimisión y su sustitución por Soler, en julio de 2017, con los "profundos cambios" que hizo el expresidente catalán Carles Puigdemont en la Consejería de Interior "con el ánimo de lograr la lealtad a sus ilícitos propósitos de realizar el referéndum ilegal proclamado".

Según la Fiscalía, Batlle abandonó el cargo tras la llegada del consejero Joaquim Forn, quien a su vez sustituía a Jordi Jané, y después de que afirmara ante los medios de comunicación que la función de los Mossos "era facilitar la votación".

Batlle fue además, según explicó Trapero en su declaración como acusado, quien planteó en enero de 2016 la necesidad de recuperar la figura del mayor para "dignificar" el cargo del máximo mando de la policía autonómica tras casi una década vacante.

Trapero, que fue nombrado mayor de los Mossos en abril en 2017, aseguró que su promoción para ese puesto fue iniciativa del Battle y que Puigdemont "ni lo sabía", desvinculando así su ascenso de los planes separatistas.

Para esta próxima semana, la quinta desde que empezó el juicio, también están citados el comisario de lo Mossos Joan Carles Molinero. Según Trapero fue con él y con Ferran López con quienes valoró la posibilidad de que desde el ámbito judicial les llegara la orden de detener a Puigdemont si se hacía la DUI y con los que habló de pensar en un plan de detención.

Molinero es también uno de los comisarios que acompañó a Trapero a las reuniones previas al 1-O que mantuvieron con Puigdemont y en las que supuestamente le alertaron de los riesgos de orden público que podía provocar el referéndum ilegal.

A una de esas reuniones, la del 28 de septiembre de 2017, acudió también otro comisario de los Mossos Manuel Castellví, entonces responsable del área de Información, quien también declara esta semana como testigo.

Castellví, que ya testificó en el juicio del procés, manifestó en el Supremo que fue él mismo quien en esa reunión trasladó su preocupación por lo que podría ocurrir el 1-O, sin embargo no lograron convencer a Puigdemont de frenar el referéndum, lo que, según declaró, les generó una sensación de "frustración".

Tras estas declaraciones se prevé que comparezcan también como testigos varios agentes de los Mossos d'Esquadra. EFE.