Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Trapero se negó a ceder al Govern datos fiscales y registros en hoteles

Los Mossos d'Esquadra se negaron a ceder los datos de encausados por fraude fiscal y de registros de hoteles y apartamentos de Cataluña que les requirió el Departamento de Economía, según ha revelado este martes el mayor de la policía catalana Josep Lluís Trapero.

En su declaración ante la Audiencia Nacional, a preguntas de la Fiscalía, Trapero ha dado cuenta de una reunión que responsables del Departamento de Economía, dirigido entonces por Oriol Junqueras, mantuvo en julio de 2017 con mandos de Mossos para tratar de las "competencias plenas" de la Generalitat en seguridad y del control de aduanas.

Según Trapero, la consellería de Junqueras pretendía que los Mossos les facilitaran un copia de la base de gestión de hoteles y apartamentos, con la identidad de los huéspedes inscritos, con la intención de disponer de información de tipo fiscal sobre los mismos para averiguar si pagaban impuestos a la Generalitat.

"Nos negamos", ha aseverado Trapero, que ha desvelado que compartía su misma opinión el entonces director de los Mossos d'Esquadra Albert Batlle; "me parece una barbaridad", ha añadido.

La segunda de las peticiones que Economía planteó a la policía catalana era disponer de información sobre personas encausadas por fraude fiscal en Cataluña: "A esas reuniones fui yo y dijimos que no, que las lleva la autoridad judicial y que no tenían por qué tener esa información, y que si tenían interés lo solicitaran a la autoridad judicial".

Cuando la cúpula de Mossos fue convocada, a través del exsecretario general Cèsar Puig, a la reunión del 31 de julio de 2017 se envió a la misma al jefe de investigación criminal y al del área de blanqueo y estafas, pensando que la intención de Economía era volver a plantear la cesión de los datos fiscales y hoteleros, según ha expuesto Trapero.

"La sorpresa es cuando van y me comentan después que se han quedado a cuadros", según el mayor, que ha desvelado que "lo primero que hizo" Cèsar Puig -también juzgado por rebelión- es pedirle "disculpas".

Como ya hiciera a lo largo de su declaración de este lunes, el mayor ha afirmado no tener "ni idea" de cuáles eran los planes estratégicos del Govern hacia la independencia porque nadie se los ha "comunicado" nunca. EFE.