LA ZURDA

Santiago Abascal rechaza negociar "nada" con un Gobierno que tilda de "ilegítimo"

MADRID, 20/01/2020.- El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante la ruenda de prensa ofrecida este lunes en el Congreso para presentar una iniciativa parlamentaria. EFE/Emilio Naranjo MADRID, 20/01/2020.- El presidente de Vox, Santiago Abascal, durante la ruenda de prensa ofrecida este lunes en el Congreso para presentar una iniciativa parlamentaria. EFE/Emilio Naranjo

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha asegurado este lunes que su partido no tiene "nada" que negociar con un Gobierno que ha tachado de "ilegítimo" y que está en manos "comunistas y separatistas".

En rueda de prensa celebrada en el Congreso, Abascal, con estos términos, ha dejado clara la posición de su formación en contra de negociar con el PSOE la renovación de, entre otros órganos, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Sus palabras muestran una línea diferente a la que el portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, planteó la semana pasada, cuando se expresó a favor de participar en la negociación para el cambio de los miembros del órgano de gobierno de los jueces.

Abascal ha comentado que no hay diferentes posturas al respecto en su partido y ha achacado las declaraciones del portavoz a la obligación de responder a preguntas de los medios sobre asuntos que internamente "no están reflexionados".

Hay dos planos en Vox sobre la renovación de órganos constitucionales: está el "plano teórico", en el que Abascal sí está dispuesto a participar por cuanto se trata del actual modelo parlamentario y legislativo.

Si se plantea reformar el sistema de elección de los jueces para que sean los propios jueces los que lo determinen en función de criterios de "pluralidad e independencia", Vox "no se quedará al margen".

Pero el que opera en política es el plano "práctico", y éste se caracteriza por la existencia de un Gobierno "ilegítimo", que tiende a "la concentración de poderes", como en su opinión acaba de demostrar con la propuesta para poner al frente de la Fiscalía General del Estado a la exministra Dolores Delgado.

Según ha destacado Abascal, con un Gobierno "ilegítimo" Vox no tiene "nada" que negociar.

Asimismo, ha apartado a Vox de cualquier negociación si el PP no figura en ella, básicamente porque la reforma del modelo de elección de los jueces que integran el CGPJ necesita su participación para alcanzar la mayoría parlamentaria requerida.

A Abascal, además, le han preguntado por una posible alianza en Cataluña entre una hipotética nueva formación liderada por Manuel Valls y el PP, y por si Vox entraría en ella. "Con Manuel Valls no iríamos a ninguna parte", ha concluido. EFE.