LA ZURDA

González Laya pide a las delegaciones catalanas en el exterior respetar el juego limpio

BRUSELAS, 20/01/2020.- El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, recibe a la nueva ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación española, Arancha González Laya, antes de mantener un encuentro, este lunes, en Bruselas (Bélgica), en el ámbito de la participación de la ministra en el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE. EFE/ Horst Wagner BRUSELAS, 20/01/2020.- El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, recibe a la nueva ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación española, Arancha González Laya, antes de mantener un encuentro, este lunes, en Bruselas (Bélgica), en el ámbito de la participación de la ministra en el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE. EFE/ Horst Wagner

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, instó este lunes a la Generalitat de Cataluña a cumplir el "juego limpio" y una "relación respetuosa" con España en sus delegaciones en el exterior, tras la reapertura de algunas de esas oficinas.

"Lo que al Gobierno de España le preocupa es que se respeten las reglas mecánicas para la apertura de esas delegaciones, pero también nos preocupa que se respete el espíritu, es decir, el juego limpio también en las relaciones y en la proyección exterior que toda Comunidad Autónoma tiene derecho a tener", indicó González Laya en una rueda de prensa tras un Consejo de ministros comunitarios.

"Quiero pensar que podemos llegar a tener ese juego limpio y, cuando no lo haya, tendremos que tomar las medidas necesarias. Todo esto con bastante racionalidad", señaló.

La ministra española respondió a una pregunta sobre las delegaciones que la Generalitat ha reabierto en el exterior, y precisó que "no ha habido cambios en la postura del Gobierno de España" sobre este tema y sí un "respeto a las reglas en vigor".

Esa normativa de 2014 estipula que la apertura de delegaciones de Comunidades Autónomas en el exterior necesitan varios criterios, entre ellos contar con un "informe previo preceptivo no vinculante, tras examinar la adecuación de la acción de esas delegaciones a fines y objetivos de política exterior de España" por parte del Ministerio de Exteriores.

También que el Ministerio de Hacienda verifique si hay "implicación financiera" y que los responsables de política territorial examinen la adecuación de esa delegación y su mandato.

Dejó claro que "la obligación es que haya informe preceptivo no vinculante de la Administración Española" y "no una autorización".

En los casos de apertura de delegaciones autonómicas en el exterior sin ese informe preceptivo, "el Gobierno de España ha pedido que se restablezca y se respete la legalidad", que es "primero un informe y luego una apertura".

González Laya recordó que las delegaciones catalanas en México, Argentina y Túnez "se abrieron sin esperar al informe preceptivo", por lo que se paró su apertura.

A raíz de ello la Generalitat retiró los tres decretos para sus aperturas e inició un diálogo con el Ministerio de Exteriores para solicitar sus comentarios.

"Eso lo hicimos en forma de informe. Por ello, la Generalitat volvió a publicar los tres decretos, ahora sí, con el informe por parte del Gobierno de España", agregó.

González Laya aseguró que el papel de España es que "no solo se cumpla la letra sino también el espíritu" de las normas y, "si es posible", que las delegaciones mantengan unas "relaciones respetuosas" con España.

Preguntada por el uso del expresidente catalán huido a Bélgica Carles Puigdemont de la delegación en la capital comunitaria, la ministra dijo que "si le quiere ofrecer una sala donde sentarse, eso allá verá la delegación de la Generalitat de Cataluña aquí en Bruselas". Preguntada sobre el papel de la Secretaría de Estado de la España Global, González Laya señaló que seguirá respondiendo a "aquellos que, a nuestros ojos, nos parece que cuestionan o critican a España". EFE.