LA ZURDA

La ANC supedita la participación en la mesa catalana a que haya solo independentistas

La Assemblea Nacional Catalana ha avisado este domingo que solo aceptará participar en una mesa catalana previa a la que constituirán el Gobierno español y el catalán para abordar el conflicto político en Cataluña si está formada exclusivamente por independentistas y a que solo se hable con el Gobierno de la independencia.

Así lo ha acordado el secretariado nacional de la ANC hoy tras una reunión mantenida en Calaf (Barcelona) para debatir el momento político actual, en la que ha reivindicado ser el "garante" de que la negociación con el Gobierno "no lleve a una segunda transición cerrada por arriba que blinde el autonomismo con una reforma estatutaria".

La ANC ha expuesto una serie de condiciones ante la posibilidad de que Torra convoque una mesa catalana que reúna a partidos, entidades y actores sociales antes de afrontar el diálogo con el Gobierno español.

Esta entidad reclama que la mesa catalana "esté formada exclusivamente por partidos, entidades y actores sociales independentistas", con lo que se deja fuera a las formaciones no independentistas.

La nota de la ANC precisa que, en el caso de En Comú-Podem, "ya estará representado en la mesa de diálogo bilateral como miembro del Gobierno PSOE-UP y no tendría sentido que estuviera en los dos lados de la mesa".

Asimismo, la ANC considera que la mesa bilateral debe usarse exclusivamente para "negociar los términos de la independencia en base a una mayoría parlamentaria independentista en el Parlament o un referéndum binario sobre la independencia acordado con el Estado y vinculante", y también para hablar sobre el "fin de represión".

Finalmente, la ANC, como "entidad independentista más importante de la sociedad civil", quiere arrogarse la potestad de hacer un "seguimiento y control" de la mesa catalana, es decir de "fiscalizarla".

Con todo la ANC, cree "improbable" que el diálogo con el Gobierno tenga recorrido, pero no cierra la puerta al diálogo, ya que "los costes de una independencia pactada serían "mucho menores", alega. EFE.