Quantcast
ÚNETE

Condenado a 38 años de cárcel cada acusado en el caso Arandina por agresión sexual contra una menor

La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a 38 años de cárcel a cada uno de los tres exjugadores de la Arandina Club de Fútbol acusados de agresión sexual cometida contra una menor, de 15 años, en noviembre de 2017 en la vivienda que compartían los encausados.

La Audiencia ha notificado este jueves la resolución judicial a los tres acusados, quienes se han personado en el edificio judicial poco cantes de las 11.00 horas, y que, según la sentencia, tendrán que cumplir un máximo de veinte años en prisión.

En la resolución judicial se aplica el principio que ya se utilizó en el caso de la manada de Pamplona de "intimidación ambiental", basada en que los tres condenados estaban a solas con la víctima con la luz apagada y actuaron por sorpresa sin que la menor pudiera reaccionar debido a la diferencia de edad y complexión física -los acusados tienen 19, 22 y 24 años-.

En el caso del menor de ellos, Raúl Calvo, la Audiencia le absuelve de la acusación de agresión sexual continuada debido a que su madurez es similar a la de la víctima.

También se absuelve a los tres procesados, Carlos Cuadrado 'Lucho' y Víctor Rodríguez 'Viti', además de Calvo, de un delito de proposición de actividades sexuales.

Los tres acusados deberán indemnizar a la víctima conjunta y solidariamente con 50.000 euros y tendrán prohibido comunicarse con ella durante diez años.

En la sentencia se tiene en cuenta el testimonio de la demandante porque, "resultó corroborada por las personas más próximas, y el informe psicológico".

Se resta importancia a que ofreciera una versión diferente a personas con las que tenía menor confianza, lo que se atribuye a la influencia de las redes sociales en la forma de atenuar lo sucedido al contarlo, por lo que se considera creíble la versión que figuraba en la denuncia.

Además, la sentencia considera que los tres condenados sabían que la denunciante era menor de 16 años porque iba al colegio con uniforme y la madre de la joven y algún testigo se lo habían hecho saber. EFE.