Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

El Govern se mantiene al margen de las negociaciones PSOE-ERC por "prudencia"

BARCELONA, 10/12/2019.- El Síndic de Greuges, Rafael Ribó (c), junto al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su vicepresidente, Pere Aragonès, durante el acto de presentación del Plan de Derechos Humanos de Catalunya (2020-2023), que recoge las propuestas de acciones legislativas, administrativas y políticas para hacer efectivos los derechos humanos en los próximos cuatro años. EFE/Toni Albir BARCELONA, 10/12/2019.- El Síndic de Greuges, Rafael Ribó (c), junto al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y su vicepresidente, Pere Aragonès, durante el acto de presentación del Plan de Derechos Humanos de Catalunya (2020-2023), que recoge las propuestas de acciones legislativas, administrativas y políticas para hacer efectivos los derechos humanos en los próximos cuatro años. EFE/Toni Albir

La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, ha remarcado que el ejecutivo mantiene "prudencia y distancia" con las negociaciones del PSOE y ERC para la investidura, porque está en manos de los partidos, aunque sí ha pedido un "reconocimiento" del president Quim Torra como interlocutor.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del ejecutivo catalán de este martes, Budó ha indicado que el Govern opta por "mantener la prudencia y poner un punto de distancia con estas negociaciones, porque es la mejor manera de preservar la neutralidad".

Justo el día en el que ha tenido lugar la tercera reunión entre PSOE y ERC para la investidura, en este caso en Barcelona, en la que ambas partes han constatado "avances" en las conversaciones para concretar los "instrumentos" para "encauzar el conflicto político" catalán.

La portavoz del Govern ha afirmado que no se siente "optimista ni pesimista" y ha evitado así valorar esas negociaciones, porque no participa en ellas el ejecutivo, sino los partidos, ha subrayado. Sí que ha pedido en todo caso que debería haber por parte del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, un "reconocimiento" al president Quim Torra, y que "le devuelva las llamadas".

Si bien en estos momentos las negociaciones están concentradas entre PSOE-PSC y ERC para que los republicanos se muevan del 'no' a la abstención, Budó (JxCat) ha remarcado que su formación política es "obviamente un actor importante y clave" para las futuras negociaciones de "gobierno a gobierno", entre Generalitat y Moncloa.

"Si todas las fuerzas políticas no pueden participar de esta futura resolución política de lo que es un conflicto político, pues probablemente no se podrá encontrar la solución más efectiva", ha subrayado.

En paralelo a las conversaciones entre PSOE y ERC, JxCat ha retirado del orden del día del pleno de esta semana del Parlament una moción sobre la autodeterminación, para no entorpecer las negociaciones de investidura.

En este contexto, Budó ha insistido en dejar las valoraciones de las negociaciones en manos de los partidos y se ha limitado a recordar que la posición del Govern es que el conflicto catalán se debe resolver como un "problema político", por lo que ha reivindicado una "mesa de diálogo" en la que "se pueda hablar de todo sin limitaciones".

Y por la "magnitud" del conflicto, ha señalado que esta futura mesa debería estar liderada "por los dos presidentes de los dos correspondientes gobiernos", Pedro Sánchez y Quim Torra. Pero antes "está pendiente esta devolución de las llamadas" que Torra realizó a Sánchez, ha remarcado la portavoz.

Budó ha recordado así que Torra ha telefoneado diversas veces a Moncloa para hablar con Sánchez desde las pasadas elecciones del 10 de noviembre, sin obtener respuesta. También ha reprochado al líder del PSOE que no contactara con Torra para "preocuparse por la situación" cuando se produjeron las inundaciones por el desbordamiento del río Francolí (Tarragona) el pasado octubre.