LA ZURDA

La Crida se reúne mañana con Puigdemont para abordar su futuro

La ejecutiva de la Crida Nacional per la República se reúne mañana en Waterloo (Bélgica) con el expresidente catalán Carles Puigdemont para abordar su futuro, un año después de su creación y en pleno proceso de ordenación del espacio de JxCat y PDeCAT.

En una rueda de prensa en Bruselas tras la reunión de JxCat con Puigdemont, la portavoz en el Congreso y también dirigente de la Crida, Laura Borràs, ha explicado que el encuentro de mañana servirá para "plantear cuál debe ser el futuro político" de la Crida.

Borràs, dirigente de JxCat próxima a Puigdemont que no milita en el PDeCAT, ha recordado que la Crida nació formalmente el pasado 26 de enero con voluntad de lograr la "unidad" del soberanismo "sumando personas y no siglas".

Será la primera vez que la ejecutiva de la Crida se reúna presencialmente con Puigdemont, líder de este movimiento junto con el preso Jordi Sànchez.

La reunión tiene lugar en un momento de debate en el espacio postconvergente sobre cuál debería ser su oferta electoral, ante la posibilidad de que haya un adelanto electoral en Cataluña el próximo año si el president Quim Torra es inhabilitado por la justicia.

En este contexto, el próximo sábado el PDeCAT celebra un consejo nacional en el que dará a conocer su propuesta sobre la reordenación del espacio postconvergente, recogiendo las conclusiones de un proceso participativo interno.

El resultado podría seguir la línea marcada hace meses por los expresidentes Carles Puigdemont y Artur Mas, que coincidieron en la necesidad de crear una única estructura de partido con las siglas de JxCat, sin que ello suponga necesariamente la disolución del PDeCAT, una fórmula que podría conllevar la escisión de algunos moderados de la formación heredera de CDC.

Por el otro lado, la Crida tendría difícil encaje en esta hipotética nueva estructura y algunos de su miembros ven con recelo que el futuro del movimiento esté vinculado al de JxCat y PDeCAT.

La Crida sigue funcionando como una asociación pero tiene preparada su activación como partido, por si la ejecutiva, en función del desenlace de la reordenación de JxCat y PDeCAt, decide dar el paso y tiene el aval de los asociados para presentarse a unas futuras elecciones catalanas.