LA ZURDA

Zarzuela inicia las consultas con la incógnita de si habrá investidura en diciembre

El rey iniciará este martes su nueva ronda de consultas que puede desembocar en la propuesta de Pedro Sánchez como candidato a la investidura y con la incógnita de si ERC permitirá que sea reelegido presidente del Gobierno durante el mes de diciembre.

Será la tercera vez que Felipe VI recibirá este año a los dirigentes de los partidos para sondear sus posiciones ante la investidura después de que, tras las dos anteriores, fuera imposible un acuerdo que permitiera desbloquear la situación.

Con el Congreso más fragmentado que nunca, por el Palacio de la Zarzuela pasarán los representantes de 18 formaciones políticas, mientras que los de otras cuatro han rechazado formar parte de la lista.

Dos de ellos han sido habituales a la hora de declinar su presencia en esta ronda, ERC y EH Bildu, y en esta ocasión se han sumado la CUP (tras obtener por vez primera representación en el Congreso) y el BNG.

Esquerra Republicana no estará presente por tanto en Zarzuela pero es clave para que Sánchez, si es propuesto por el rey, pueda obtener los apoyos suficientes para repetir en el cargo.

Si el rey empezará sus consultas a primera hora de la mañana, los negociadores de PSOE y ERC se reunirán esa misma jornada en Barcelona para intentar avanzar en un acuerdo que conlleve la abstención de los diputados independentistas y, en consecuencia, permitan la reelección del presidente en funciones.

Por tanto, cuando el rey concluya el miércoles su ronda, ya se sabrá si su previsible propuesta de Sánchez como candidato tiene visos de desembocar o no en una inminente investidura. De las posibilidades en torno a todo ello hablará el rey con los representantes de los partidos a lo largo de dos días en la que será la octava ronda de estas características que afronta en sus cinco años y medio de reinado.

Ese número contrasta con las diez tandas de consultas que tuvo que protagonizar su padre, el rey Juan Carlos, en casi 39 años como jefe de Estado, lo que evidencia las dificultades crecientes para el desarrollo normal de las legislaturas.

Es el artículo 99 de la Constitución el que establece que el rey, "previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del presidente del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno".

Como es habitual, el orden de las reuniones del rey con los dirigentes políticos se fija de menor a mayor representación parlamentaria. Por tanto, el primero en acudir en esta ocasión a Zarzuela el martes por la mañana será el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, al que seguirán Tomás Guitarte (Teruel Existe), José María Mazón (Partido Regionalista de Cantabria) y Joan Baldoví (Compromís).

Zarzuela había llegado a citar esa mañana a Néstor Rego, del BNG, pero este partido decidió posteriormente que no acudiría a la audiencia. Durante la tarde será el turno de Javier Esparza (UPN), Pedro Quevedo (Nueva Canarias), Ana Oramas (CC), Yolanda Díaz (Galicia en Común) e Íñigo Errejón (Más País).

La segunda y última jornada de encuentros la abrirá el rey con Alberto Garzón (IU), seguido de Aitor Esteban (PNV), Jaume Asens (En Comú Podem), Laura Borrás (Junts per Catalunya) e Inés Arrimadas (Ciudadanos).

Tras un receso al mediodía, por la tarde el rey recibirá al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias; al de Vox, Santiago Abascal; al del PP, Pablo Casado; y al del PSOE, Pedro Sánchez. Tras esa última reunión, Felipe VI deberá comunicar a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, si propone un candidato a la investidura y, en caso afirmativo, será ella quien lo haga público.

Si el rey plantea la candidatura de Sánchez y para entonces ERC ha desvelado sus intenciones y ha confirmado su abstención, la convocatoria de la sesión de investidura podría ser cuestión de días.