Quantcast
ÚNETE

Inspectores imputados señalan al jefe de los antidisturbios por las cargas del 1-O

Cuatro inspectores jefe de la Policía Nacional investigados por las cargas del 1-O han afirmado ante el juez que fue el comisario jefe de la unidad de antidisturbios, al que llamaban con el nombre en clave Marte, el que les ordenó actuar en los puntos de votación a las 8.00 horas.

Según han informado fuentes jurídicas, ante el juzgado de instrucción número 7 de Barcelona, que investiga las cargas policiales del 1-O en la capital catalana, han declarado esta mañana como investigados cuatro de los ocho inspectores jefe de la Policía Nacional que dirigían los operativos desplegados para impedir el referéndum en los locales de votación.

Los cuatro inspectores, que han respondido solo a las preguntas del juez, del fiscal, de la Abogacía del Estado y de sus letrados, han explicado que uno o dos días antes del 1-O hubo un "briefing" en el que se explicó que recibirían la orden de actuar si no lo hacían los Mossos d'Esquadra, una vez abrieran los centros.

Los abogados de las acusaciones populares, que entre otros ejercen el Ayuntamiento de Barcelona y la asociación proderechos civiles Irídia, creen que el comisario al que los policías se refieren como Marte es el jefe de la Unidad de Intervención Policial de Barcelona, José Miguel Ruiz Iguzquiza.

El abogado del ayuntamiento, Robert Sabaté, y la letrada de Irídia, Annaïs Franquesa, han precisado que en su declaración ante el juez como imputados los cuatro inspectores han relatado que en ese 'briefing' recibieron un listado de los puntos de votación donde debían intervenir ese día cuando recibiesen la orden, en concreto en veintiún centros del distrito del Eixample.

Según los abogados de la acusación popular, los inspectores han explicado que a las 7:00 horas ya estaban los diferentes equipos de la policía nacional en su zona asignada y que, a partir de las 8:00, recibieron órdenes de actuar de una "superioridad", un comisario con el indicativo policial de Marte, y han apuntado al jefe de la Unidad de Intervención Policial de Barcelona.

Para estos abogados, las explicaciones de hoy ante el juez de los cuatro inspectores jefe respecto a que recibieron órdenes de actuar antes del inicio de las votaciones a las 9:00 de la mañana contradicen las versiones ofrecidas en su momento por Diego Pérez de los Cobos, el coronel de la Guardia Civil que coordinó el operativo policial el 1-O, y por José Antonio Nieto, entonces secretario de Estado de Seguridad.

Pérez de los Cobos y Nieto, según los letrados, lanzaron "toda la responsabilidad hacia abajo" y, según ha dicho Sabaté, eso es lo que hay que investigar.

De las declaraciones de hoy "deducimos que hubo una orden concreta de actuar en un momento concreto", ha resaltado Franquesa.

También fue Marte, han subrayado estos letrados, el que dio la orden a los mandos operativos durante el 1-O de retirarse de los colegios, a primera hora de la tarde de ese día, según han señalado en el juicio los imputados, después de una mañana tensa y de cargas policiales.

Durante la jornada del 1-O, los investigados se comunicaban con Marte y con el centro de coordinación (CECOR) tanto por radio como por teléfono, aunque este último dispositivo fue el más empleado a lo largo del día debido a las interferencias.

Los citados abogados, en declaraciones a los medios, han denunciado que la Policía Nacional dispone de grabaciones de todo el operativo policial que no ha facilitado a la acusación particular, a pesar de haberlas solicitado.

"Esto es muy grave, porque hay ocho inspectores jefe imputados y un total de 50 policías investigados" por las cargas del 1-O, ha opinado el abogado del ayuntamiento.

El próximo lunes 9 de diciembre prestarán declaración ante el juez los otros cuatro inspectores jefes que están siendo investigados por su actuación durante el referéndum independentista que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional.