Quantcast
ÚNETE

JxCat ve al Supremo "obcecado" por demostrar una violencia que cree que no sucedió

BARCELONA, 25/10/2018. El portavoz adjunto de Junts per Catalunya, Eduard Pujol, consulta su dispositivo móvil antes de entrar en el hemiciclor durante la segunda jornada del Pleno del Parlament. EFE/Alejandro García BARCELONA, 25/10/2018. El portavoz adjunto de Junts per Catalunya, Eduard Pujol, consulta su dispositivo móvil antes de entrar en el hemiciclor durante la segunda jornada del Pleno del Parlament. EFE/Alejandro García

El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ha denunciado hoy que el Tribunal Supremo (TS) está "obcecado" con unas acusaciones de "violencia, sedición y rebelión" que "no retratan lo que sucedió", y ha denunciado que algunos de los exconsellers van a cumplir ya "un año de prisión y de vergüenza".

En unas declaraciones en los pasillos del Parlament, Pujol ha valorado así la confirmación del cierre de la investigación del 1-O dictado por el juez Pablo Llarena y la apertura de juicio contra los 18 procesados por la causa del "procés", entre ellos el exvicepresidente Oriol Junqueras, nueve exconsellers y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Se abre así la fase de juicio oral, por lo que la Sala da traslado a la Fiscalía, a la Abogacía del Estado y a Vox para que en un plazo de cinco días formulen sus escritos de acusación, plazo que expiraría el 2 de noviembre.

Así, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha avanzado hoy que ese día la Abogacía del Estado tendrá listo su escrito con las calificaciones.

Pujol ha criticado "la coincidencia extraña y desagradable" con la fecha del 2 de noviembre, cuando se cumplirá un año de la primera orden de encarcelamiento de los miembros del anterior Govern que comparecieron ante la Audiencia Nacional.

"Un año de prisión injustificada y de vergüenza", ha denunciado el portavoz adjunto de JxCat.

Pujol ha subrayado que el Supremo está "obcecado en hablar de violencia, sedición y rebelión y son acusaciones que no van a ninguna parte" ya que "no retratan lo que sucedió en Cataluña".

El portavoz adjunto ha subrayado que no hay "ningún elemento real que le haga ser optimista" en cuanto a supuestos movimientos del Gobierno para influir en la calificación de la Fiscalía o de la Abogacía del Estado.

En todo caso, ha avisado de que cualquier hipotética rebaja de petición de condena sería igualmente una "vergüenza", pues cree que "no hay causa", por lo que "no hay delito ni puede haber condena".