LA ZURDA

La cúpula del PSC se reúne con cargos locales para coordinar su rechazo al 1-O

BARCELONA, 05/08/2017.- El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, posa tras la entrevista mantenida con Efe, en la que ha explicado que la cúpula del PSC, con Miquel Iceta al frente, ha intensificado en las últimas semanas sus reuniones con alcaldes y cargos locales socialistas, con el fin de coordinar su rechazo al referéndum previsto para el 1 de octubre y garantizar que no colaborarán en "nada que sea ilegal o unilateral". EFE/Toni Albir BARCELONA, 05/08/2017.- El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, posa tras la entrevista mantenida con Efe, en la que ha explicado que la cúpula del PSC, con Miquel Iceta al frente, ha intensificado en las últimas semanas sus reuniones con alcaldes y cargos locales socialistas, con el fin de coordinar su rechazo al referéndum previsto para el 1 de octubre y garantizar que no colaborarán en "nada que sea ilegal o unilateral". EFE/Toni Albir

La cúpula del PSC, con Miquel Iceta al frente, ha intensificado en las últimas semanas sus reuniones con alcaldes y cargos locales socialistas, con el fin de coordinar su rechazo al referéndum previsto para el 1 de octubre y garantizar que no colaborarán en "nada que sea ilegal o unilateral".

Así lo ha desvelado, en una entrevista con Efe, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa, que ha explicado que a lo largo de la segunda quincena de julio los dirigentes del partido se reunieron ya con diez federaciones territoriales y, a principios de septiembre, prevén hacerlo con otras seis.

En estas reuniones han tenido especial protagonismo el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, la portavoz parlamentaria de los socialistas catalanes, Eva Granados, el secretario de acción política del partido, Antoni Balmón, así como el propio Illa.

El objetivo de estos encuentros con cargos electos y orgánicos, ha indicado Illa, es arroparlos, analizar la situación política en Cataluña, valorar el posicionamiento del PSC y dejar claro que los socialistas no deben participar en "ningún acto ilegal ni unilateral que pueda tener lugar en Cataluña" en los próximos meses.

En las semanas anteriores, algunos alcaldes socialistas se habían mostrado dispuestos a colaborar para hacer posible un referéndum sobre la independencia de Cataluña como el que prevé convocar el Govern para el 1 de octubre.

Sin embargo, tras tomar el pulso al territorio en esta tanda de reuniones con cuadros municipales, Illa ha garantizado que "el conjunto de cargos electos del PSC, en particular los alcaldes, no se saltarán la ley" y "no habrá sanciones" por parte del partido.

De cara al choque institucional que se aproxima por el referéndum, la posición del PSC a nivel municipal se resume en "no hacer nada al margen de la ley", porque "no hay democracia sin respeto a la ley" y "fuera de la ley solo hay arbitrariedad y caos".

"En los espacios donde gobernamos no haremos nada que vulnere la legislación vigente y no participaremos en ningún acto o referéndum que sea ilegal o unilateral, que no producirá ningún fruto concreto para la ciudadanía de Cataluña", ha argumentado.

En la capital catalana, donde el PSC gobierna en coalición con la Barcelona en Comú de Ada Colau, se ha mostrado convencido de que el ayuntamiento no colaborará con el referéndum: "No contemplamos la posibilidad de que la alcaldesa de Barcelona se salte la ley".

Como alternativa a la senda soberanista, Illa ha defendido "activar la vía del acuerdo" y "cambiar el callejón sin salida en el que se encuentra la política catalana desde 2012" para "buscar un nuevo acuerdo entre Cataluña y España".

Illa ha recordado que en la Declaración de Barcelona pactada por el PSC y el PSOE en julio se acusa al PP de estar "en el origen del problema", se subraya que "no basta con la aplicación de la ley" para resolver el pulso institucional y se apuesta por una reforma federal de la Constitución.

Tras denunciar que el Gobierno del PP ha estado "cinco años sin hacer política en Cataluña", Illa ha hecho un "llamamiento al 'seny' y la prudencia" a todas las partes.

Por un lado, ha emplazado a las fuerzas independentistas a "no situar las instituciones catalanas fuera de la legalidad vigente" y, por otro, ha reclamado al Gobierno del Estado que "aplique con 'seny' los mecanismos que tiene a disposición para evitar que las instituciones catalanas salgan de la legalidad".

Según Illa, la posibilidad de que el Gobierno de Mariano Rajoy fuerce unas elecciones autonómicas en Cataluña "no es un escenario viable desde el punto de vista jurídico", ya que esa es una "facultad de la que dispone únicamente el presidente de la Generalitat".