ÚNETE

Sanidad y CCAA abordan mañana recuperar la atención sanitaria a los "sin papeles"

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, se reúne mañana con las comunidades autónomas para abordar la recuperación de la sanidad universal y devolver la atención sanitaria a los inmigrantes en situación irregular.

Será en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), que cuenta solo con el único punto del orden del día del acceso universal a la sanidad pública, y que será el primero que presida Montón desde que fuera nombrada ministra por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

Montón aseguró el pasado lunes que el diálogo con las comunidades en este sentido "está dando sus frutos", por lo que se podría "llegar a buen puerto" en el Interterritorial. "Creo que es algo importante que en solo 18 días nos hemos puesto a atender lo urgente que es devolver la sanidad universal pero también normalizar las relaciones con la sociedad civil y con las comunidades autónomas", dijo la ministra.

Montón se mostró esperanzada y convencida de que el diálogo, la negociación y la búsqueda de soluciones conjuntas con las comunidades es el camino "correcto". De hecho, el pasado 20 de junio avanzó que hay consenso con las comunidades sobre la necesidad de dar seguridad jurídica para dispensar asistencia sanitaria a este colectivo y en armonizar la nueva.

El encuentro con los consejeros se produce dos semanas después de que el Gobierno anunciara que derogará la reforma sanitaria que impulsó el gobierno del PP en 2012 y que supuso la retirada de la tarjeta sanitaria a unos 800.000 inmigrantes en situación irregular.

Ante esa situación, algunos gobiernos autonómicos aprobaron entonces iniciativas para aumentar la protección a los "sin papeles", que fueron recurridas por el anterior Gobierno ante el Tribunal Constitucional y que éste revocó al considerar que este colectivo no tiene derecho a la tarjeta sanitaria.

Para derogar la reforma, el Ejecutivo tendrá que elaborar un nuevo real decreto con el fin de dejar al actual sin vigencia, que podría estar listo en seis semanas para su aprobación por el Consejo de Ministros. Posteriormente, serán necesarios otros 30 días para su convalidación en el Congreso de los Diputados.