HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El G7 de Exteriores se reúne en Capri en plena crisis en Oriente Medio


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Los ministros de Exteriores del G7, el grupo de las democracias más ricas del planeta, llegan este miércoles a la isla italiana de Capri (sur) para celebrar una reunión con varios frentes diplomáticos abiertos, el último y más candente el de la crisis en Oriente Medio.

El encuentro, bajo la presidencia de turno italiana, durará hasta el viernes y contará con el ministro anfitrión, Antonio Tajani; el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken; y los titulares de Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock; Canadá, Mélanie Joly; Francia, Catherine Colonna; Japón, Yoshifumi Tsuge, y el Reino Unido, David Cameron.

A la reunión también asistirá el jefe de la diplomacia de Ucrania, Dmitró Kuleba, así como el alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Sobre la mesa del G7 estarán las crisis que sacuden hoy al mundo, aunque dos temas se analizarán con mayor detenimiento: la tensión entre Israel e Irán y la guerra en Gaza tras el ataque de la milicia Hamás del 7 de octubre y la defensa de Ucrania tras la invasión Rusia.

En cuanto a la primera cuestión, Tajani insistirá en la necesidad de «trabajar por la paz» y perseguir el objetivo de «dos pueblos, dos Estados», aunque cuando habló de estos objetivos de la cumbre el país persa no había lanzado misiles contra Israel.

El ataque fue abordado el día después, el pasado domingo, en una reunión telemática de los jefes de Estado o Gobierno del G7, que en un documento final condenaron «inequívocamente» esta acción y expresaron su compromiso total con la seguridad de Tel Aviv.

Pero también advirtieron al régimen de los ayatolás de que «ha dado un paso más para la desestabilización de la región» y amenazado con provocar «una incontrolable escalada» que «debe ser evitada».

Por eso, para exponer «la voluntad de diálogo y de estabilización» de Oriente Medio del G7, en la víspera del cónclave de Capri el ministro italiano se reunió en Roma con los embajadores de la Liga Árabe y de la Organización para la Cooperación Islámica.

En lo que concierne a la defensa de Ucrania, el G7 pretende «confirmar una sólida ayuda» a la resistencia garantizando «un total respaldo militar, político, financiero» y apostando por «una paz justa y duradera».

Asimismo, la cumbre analizará la situación en la región del océano Pacífico, sobre todo en Taiwán ante la creciente amenaza china a su independencia, así como la relación con África para tratar de frenar la inmigración en el Mediterráneo central, una prioridad italiana, por lo que entre los invitados estará también la Unión Africana.

Otra cuestión serán los delicados equilibrios en el comercio mundial y los riesgos surgidos en rutas de gran importancia estratégica como el Mar Rojo, hostigado por los ataques de los rebeldes hutíes del Yemen.

Blinken por su parte ha declarado en un comunicado su interés en abordar, además de las mencionadas crisis, la estabilización de Haití y profundizar en «cuestiones de interés mutuo» como la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de la Inteligencia Artificial.

La cumbre comenzará esta tarde con la llegada de las delegaciones a partir de las 17:15 horas locales (15:15 GMT) al lujoso hotel Quisisana de Capri, si bien la primera reunión de trabajo empezará el jueves a las 9:30 horas (7:30 GMT).

Las conclusiones de las reuniones, a puerta cerrada, serán explicadas por Tajani en una rueda de prensa final el viernes a las 11:45 horas locales (9:45 GMT).

Capri, una de las islas más hermosas y conocidas de Italia en el mundo, situada en el Golfo de Nápoles, se convertirá en estos tres días en un fortín, envuelta en un importante dispositivo de seguridad y peinada día y noche por cientos de efectivos policiales.