Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Eva Saldaña: "El derrotismo es el actual enemigo del medioambiente"


  • Escrito por Elena Sánchez Laso
  • Publicado en Actualidad

La nueva directora de Greenpeace España, Eva Saldaña, ha señalado que el gran enemigo actual en la defensa del medioambiente es el "derrotismo climático", concepto que sustituye al negacionismo, pero con intereses similares: evitar las decisiones políticas encaminadas a combatir el cambio climático.

Saldaña (Madrid 1977), en el cargo desde el pasado mayo tras la marcha de Mario Rodríguez, ha explicado en una entrevista con Efe las consecuencias del binomio "derrotismo/desconfianza", por el peligro que supone "perder la esperanza en que todavía podemos cambiar las cosas en la defensa medioambiental".

A su juicio, este derrotismo climático lo podemos encontrar en el mundo empresarial, en partidos políticos de la oposición, que también empujan al negacionismo, y en la sociedad civil, con el consiguiente peligro de que esta se acomode en un "espacio de eco-ansiedad", frente a muchísima población movilizándose para transformar el sistema.

"Afortunadamente no todo es blanco o negro y a día de hoy, existe un abanico de oportunidades, y espero que la balanza caiga a favor de todos los que queremos transformar el sistema".

Para la directora de Greenpeace, y respecto a las medidas de España para evitar un cambio climático desastroso, son necesarias dos condiciones: "una mayor ambición legislativa y más radicalidad política, algo de lo que, en estos momentos, carecemos", por lo ha abogado por un modelo renovable "eficiente, participativo y sobre todo democrático", es decir, abierto a la participación ciudadana.

Saldaña -licenciada en Ciencias Biológicas-, ha resaltado avances en España, como la prohibición de las prospecciones petrolíferas o la minería de uranio, pero ha censurado puntos de la recientemente aprobada Ley de Cambio Climático en la que los objetivos de reducción de emisiones son, al menos, un 23 % respecto a 1990, cuando la comunidad científica urge elevar ese cifra hasta el 55 %.

La ecologista, que cuenta en su haber con una larga trayectoria como activista, escaló la Torre del Oro de Sevilla o las torres KIO de Madrid, ha recelado de algunas de las reformas legislativas en materia de clima y energía europeas, como el recién publicado paquete de medidas "Fit For 55".

"Las medidas no están a la altura para contener la crisis climática", ha subrayado Saldaña para matizar que muchas de las políticas no entrarán en vigor hasta dentro de 10 años o más -como la eliminación progresiva de los coches contaminantes a partir de 2035- y esto es muy tarde: "En 2028 ya no debería haber más motores nuevos de combustión interna".

Asimismo, ha hecho hincapié en la necesidad de una sociedad con menos coches y más movilidad sostenible, menos aviones y más trenes, conceptos que conectan con la aprobación del primer PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) dedicado al vehículo eléctrico y conectado.

"Este plan está acaparado por las grandes empresas del automóvil, para fabricar cada vez más vehículos, pero sin abordar un cambio necesario para lograr una sociedad más equitativa y justa".

Saldaña también ha querido llamar la atención sobre el destino de los fondos de recuperación europeos, una "oportunidad de oro" materializados en una lluvia de millones de euros que vienen de Europa y que, a su juicio, es "importantísimo que se destinen a una recuperación verde, justa y real en manos de la ciudadanía".

La ecologista ha incidido en otros temas de gran actualidad como la próxima cumbre climática mundial (COP-26) -Glasgow 1 al 12 de noviembre- de la que ha avanzado, que su éxito se debe asentar en la "solidaridad, equidad y recuperación de la confianza".

Ha explicado que hay más de 100 naciones vulnerables que piden a los países "ricos", principales responsables de la emisión de gases contaminantes, un fuertes aumento de su ambición para combatir la emergencia climática y las desigualdades, a partir de metas más realistas y acordes con la comunidad científica, enfocadas a la neutralidad climática en 2040 y no a mitad de siglo.

¿El papel de España en la COP-26?, dependerá, sobre todo, "de la estabilidad política con la que acuda a la cita", ha respondido Saldaña, para recalcar de nuevo, la necesidad de que el Gobierno acelere la reducción de emisiones.

En este punto, cabe recordar, que Greenpeace España junto con otras organizaciones no gubernamentales, presentó meses atrás un litigio climático en los tribunales españoles para exigir al Gobierno más urgencia e intensidad en la defensa del medio ambiente.

La directora de Greenpeace ha querido hacer un llamamiento a favor del activismo: "necesitamos radicalidad en todos los aspectos", y para eso hay que amplificar el concepto de activismo, no podemos perderlo, debe llegar a más jóvenes, además de ser diverso e inclusivo, ha concluido.