HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El Gobierno francés propondrá la disolución de tres grupúsculos ultraderechistas


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

El ministro francés del Interior, Gérald Darmanin, anunció este martes su objetivo de disolver tres grupúsculos ultraderechistas relacionados con unos incidentes violentos ocurridos el pasado sábado.

"No voy a permitir que ninguna milicia, sea de extrema derecha o de otra corriente radical, dicte la ley por encima de fiscales y policías", afirmó Darmanin en una entrevista a la emisora France Inter.

El anuncio de Darmanin llegó después de que un juzgado de la ciudad de Valence (sureste) condenase ayer lunes a penas de entre seis y diez meses de cárcel, con orden de ingreso inmediato, por los incidentes.

El ministro se felicitó de la "firmeza" de las respuesta policial y judicial, porque "evita un escenario de pequeña guerra civil".

Los ultras se congregaron el sábado en la localidad de Romans sur Isere para enfrentarse a jóvenes de la población.

Romans sur Isere es donde la policía detuvo la pasada semana a nueve personas por su presunta implicación en el ataque a una fiesta en el pequeño pueblo de Crepol, que el pasado día 18 causó la muerte a un adolescente de 16 años que conmocionó a Francia.

La ultraderecha atribuye la tragedia a muchachos de barrios de la periferia de origen magrebí. Darmanin recordó que ocho de los detenidos son de nacionalidad francesa y el otro es italiano, sin querer entrar en su origen: "No juzgo a una persona por quién es, sino por lo que hace".

El portavoz del Gobierno, Olivier Véran, calificó hoy la concentración ultraderechista en Romans sur Isere como una "expedición punitiva" de carácter "extremadamente grave", según dijo a la radio France Info.

Véran alertó de un "riesgo de ruptura" de la sociedad si proliferan bandas y grupos violentos, por lo que pidió "sanciones ejemplares" por parte de la Justicia y se felicitó que en el caso de Crépol el fiscal ha calificado el caso como "crimen en banda organizada".

Los seis condenados fueron considerados culpables de causar años, actos violentos contra policías o participación en un grupo que preparaba hechos violentos. Sus redes sociales aparecen con diversos tipos de simbología neonazi, como esvásticas.

Un total de 20 personas fueron detenidas el sábado, mientras que en Francia la prensa alerta desde entonces del recrudecimiento de la violencia ultraderechista.

Otras nueve personas fueron detenidas en la noche de ayer lunes en Lyon tras una marcha ultraderechista no autorizada.