HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La “aporofobia”: cuando la pobreza intensifica cualquier discriminación


  • Escrito por Eva Ruiz
  • Publicado en Actualidad
(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Cuando cualquier persona cuenta con un elemento por el que puede ser discriminada y, además, es pobre, esto actúa como un "intensificador de la discriminación", asegura a EFE Carlos Susías, presidente de la Red Española y Europea de Lucha contra la Pobreza y Exclusión Social (EAPN-ES y EAPN Europa).

"Si uno es gitano, y además es pobre, es mucho más discriminado que si no lo es; si uno es extranjero, y es pobre, es mucho más discriminado que si no lo es, y si uno es discapacitado, y es pobre, es mucho más discriminado que si no lo es", sentencia Susías, que recuerda que "aporofobia" significa odio o exclusión al pobre.

Susías ha presidido la reciente celebración en Sevilla del seminario anual de tres días de la Red de Lucha contra la Pobreza y Exclusión social española y europea, en el que, bajo el lema "Retos País 2030", han abordado las medidas que pueden ayudar a los colectivos más vulnerables. Para Susías, la aporofobia es "algo que corroe la sociedad, todos los mecanismos de solidaridad y la convivencia".

"Termina vulnerando nuestra propia democracia, porque empezamos a cuestionar el derecho del prójimo y simplemente lo rechazamos porque es pobre", denuncia el presidente de EAPN-Es, que lamenta la "cosificación" que se produce, por ejemplo, hacia las personas sin hogar.

"Quienes los atacan, los discriminan, los pegan e incluso los asesinan actúan como lo harían con una piedra", afirma. A pesar de la existencia de estos casos, cree que está aumentando también "la concienciación y la movilización" en contra de este tipo de comportamientos y que "existe una reacción fuerte por una parte de la sociedad que no quiere tolerar más este permanente estado de conmigo o contra mí".

"No puede ser esto de que cualquiera que sea diferente simplemente lo rechazo, porque todos podemos ser rechazados en cualquier momento", advierte.

MANTENER EL "ESCUDO SOCIAL"

En el seminario ha quedado clara la "necesidad" de seguir manteniendo las medidas de protección vinculadas al "escudo social", que son "las que han impedido que aumente exacerbadamente la pobreza, que lo habría hecho mucho más sin él".

Medidas entre las que cita la paralización de desahucios, la congelación de alguileres o el refuerzo del Ingreso Mínimo Vital (IMV), que hay que mantener porque aún existe una inflación alta y unos costes de la energía también altos, algo que "repercute mucho más en las familias más pobres y vulnerables que en las más acomodadas".

Sobre el Ingreso Mínimo Vital afirma que su puesta en marcha ha sido "determinante" pero cree que "le queda mucho recorrido para alcanzar sus objetivos", y señala la necesidad de implantar mejoras para eliminar burocracia, aumentar el número de personas a las que puede llegar y especializar a las oficinas de la Seguridad Social para atenderlas.

"El IMV no erradica la pobreza en general, pero sí la severa, y eso ya es muy importante porque es la peor", detalla Susías, que pide a las comunidades autónomas que no retiren sus sistemas de apoyo y "reconviertan y coordinen sus rentas mínimas para mejorar el sistema de prestaciones con carácter general".

Ha apostado por reforzar las políticas de protección social que son además "motor de desarrollo" y ha recordado que "existen 19 sistemas de servicios sociales", por lo que ha pedido "unos comunes básicos para todo el Estado, con unas prestaciones mínimas y un sistema de información que permita ser mucho más eficaces en cada territorio".

VIVIENDA Y FAMILIAS

En el ámbito de la vivienda Susías mantiene que "no solo hay que mirar a las personas más vulnerables, que no tienen o viven hacinadas en las suyas, sino que el problema va más allá y muchas veces la clase media tiene una difícil accesibilidad a ella".

"Es necesario que se apruebe de una vez una ley de vivienda de ámbito estatal que ayude a orientar las políticas a la vivienda social", asegura el presidente de EAPN-Es y EAPN-Europa, que reclama también más "apoyo directo" a las familias, que se tiene que plasmar en "políticas concretas".

Sostiene que la ley de familias debe ser aprobada también "cuanto antes" y tiene que contar "con una prestación clara por crianza, no solo vinculada a personas que están en el IMV sino a unos ratios de población mucho más amplios para que llegue a más familias".

Además solicita una "clarificación" en el ámbito fiscal. "No es cuestión de si hay que subir o bajar impuestos, sino de qué impuestos se suben y qué impuestos se bajan", dice Susías, que apuesta por "la suficiencia para poder financiar el Estado del bienestar, que es algo que beneficia a todos".

El presidente de EAPN-Es augura un 2023 "con grandes retos" y pide que se recuerde que las personas pobres o en exclusión social "son personas en esa situación, pero con todas sus facultades completas, por lo que no es necesario tratarles como si fuesen ciudadanos que no entienden o ciudadanos de segunda".