Quantcast
EL PERIÓDICO
Edición: ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
Apóyanos ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Mujeres STEM: brecha de género en educación y techo de cristal en el trabajo


  • Escrito por Natalia Ibáñez Guinea
  • Publicado en La Zurda

Desde hace varios años, los estudios en áreas STEM (siglas en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) son unos de los más demandados. No obstante, los estereotipos de género y las creencias socioculturales mantienen alejadas a las mujeres de estas salidas profesionales.

La falta de referentes femeninos junto con el desconocimiento sobre los mismos hace que las jóvenes no opten por las asignaturas relacionadas con las ciencias durante la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), que su presencia en las aulas universitarias de las carreras STEM sea mínima y que existan altísimos techos de cristal en su incorporación al mundo laboral.

En España, solo un 16,3 % de los adolescentes de 15 años prevé dedicarse profesionalmente al área STEM y, de ese porcentaje, solo el 4,2 % son alumnas. Así lo documenta el estudio de la Universidad Camilo José Cela, perteneciente a la Institución Educativa SEK, "La educación científica en las Comunidades Autónomas. Conocimientos y competencias a la luz de PISA 2015".

Según explica en una entrevista con Efeminista una de las autoras del estudio, la investigadora Eva Expósito, la educación secundaria se convierte en una etapa crítica en la que las alumnas comienzan a distanciarse de las ciencias y las matemáticas. Un efecto que, sostiene, se debe a que en este periodo de maduración se interrelacionan los factores sociales, escolares y personales que configuran la vocación.

"Las chicas que tienen éxito en las ciencias suelen tener madres con elevadas expectativas educativas y que se preocupan de los progresos escolares de sus hijas", señala.

Otro importante referente, y de especial relevancia desde la acción escolar, son las profesoras, algo que parece incidir positivamente en el rendimiento de las niñas y en su interés por las ciencias, explica Expósito. Al margen de las familias y del sistema educativo han empezado a ponerse en marcha movimientos para avivar la llama científica y tecnológica entre las jóvenes.

Es el caso de la iniciativa 11defebrero, que nació con el objetivo de llenar las agendas de actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, celebrado en esa misma fecha desde 2015 a petición de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

"Intentamos que tanto los niños como las niñas tengan referentes femeninos. Actualmente los libros de texto no incluyen a muchas mujeres que hayan inventado, descubierto o creado en áreas STEM", comparte con Efeminista una de las coordinadoras de 11defebrero, María García.

Otra iniciativa es #NoMoreMatildas, de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) para denunciar la invisibilidad histórica de las científicas y acercar esta profesión a las jóvenes.

"Nuestra idea era mostrar la importancia que habían tenido y su enorme valor al romper con épocas donde las mujeres estaban confinadas culturalmente a ciertas labores y trabajar en temas que se consideraran fuera de su ámbito", expone a Efeminista la doctora en Veterinaria y vicepresidenta de la AMIT, Maite Paramio.

La asociación tiene operativa una base de datos de más de 2.000 investigadoras y tecnólogas que pone a disposición de medios y organismos oficiales nombres de mujeres en distintas disciplinas científicas.

Las mujeres son mayoría en el Bachillerato (53,8 %), sin embargo, solo el 47,3 % opta por las ciencias, según el informe "Igualdad en Cifras" del Ministerio de Educación, con un reparto de carreras muy desigual. Así, según el informe de "Datos y Cifras del Sistema Universitario Español" en el curso 2018-2019, 7 de cada 10 estudiantes de Ciencias de la Salud eran mujeres, mientras que no llegaron a 3 de cada 10 en Ingeniería y Arquitectura, y el de graduadas en Informática no llegó ni al 10 % del total.

Las mujeres que finalmente terminan sus estudios STEM además de enfrentarse a entornos laborales donde muchas veces son minoría, deben escalar altos techos de cristal. "En todas las Ciencias de la Salud las mujeres somos mayoría pero luego los responsables y los jefes de grupo son hombres", subraya Paramio.

En 2019, según la última Estadística sobre Actividades de I+D del Instituto Nacional de Estadística (INE), las investigadoras representaron el 40 % del total del personal investigador. Y a pesar de que cada vez más investigadoras se presentan a convocatorias de proyectos de I+D, tienen menores tasas de éxito (43 % de mujeres frente al 48 % de hombres, en 2019), y reciben menos financiación que sus homólogos.

La conciliación durante el confinamiento disminuyó la labor investigadora de las mujeres, que triplicaron el tiempo dedicado a los cuidados de la familia y el hogar, según el Instituto de Salud Global de Barcelona. "La maternidad está penalizando a las mujeres.

El problema es que el modelo de trabajo se hace en relación a la vida de los hombres, eso es lo que tenemos que cambiar", sentencia Paramio.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider