Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Ser niña en América Latina y el Caribe: violencia, embarazos y matrimonios forzados


  • Escrito por Giovanna Ferullo M.
  • Publicado en La Zurda

La realidad de las niñas en América Latina y el Caribe «está empeorando» por la violencia de género, embarazos tempranos y matrimonios forzados que sufren por «una falta de interés en el tema de la niñez», lo que alimenta la «impunidad», ha denunciado la directora regional de la ONG global Plan International, Débora Cóbar.

«Los niños y las niñas no votan y eso ha sido a veces una dificultad para posicionar estos problemas (de la niñez) en las agendas políticas. Por eso no se prioriza, incluso, el conocer qué les está sucediendo en realidad», dijo Cóbar, guatemalteca y médica de profesión, en una entrevista con Efe.

Además, ha resaltado que en América Latina y el Caribe los datos y la documentación sobre los problemas más acuciantes que enfrentan las niñas —violencia, embarazos y matrimonios forzados— son insuficientes, problema que impide visualizar con claridad su situación, diseñar proyectos y programas para protegerlas, y desvanece la posibilidad de un castigo para los agresores.

Las deficiencias de los datos regionales

En la región «hay mucha impunidad cuando se dan violaciones, en general, de derechos humanos. La respuesta es bastante baja cuando se trata de mujeres, y no digamos ya (cuando se trata) de niños y niñas. Y esto lo hace aún más grave, porque si no hay consecuencias, es como dar mano libre» para que siga ocurriendo, ha afirmado Cóbar.

En este contexto, Plan International creó un Observatorio Regional y construyó el «Semáforo de Accesibilidad a datos», una fotografía del estado de la información sobre la realidad de las niñas en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala Haití, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Perú y República Dominicana, que ha revelado «carencias importantes» en la materia.

Entre las deficiencias identificadas en la documentación oficial está «que no desagregan los datos por género, por edad. Hay mucha diferencia si una niña de 9 años da a luz o si una niña de 18 años da a luz. Es fundamental desagregar los datos», ha señalado Cóbar.

Los datos oficiales «no están actualizados, vienen, por ejemplo, de 2017 o 2018, no sabemos cómo está la situación actual», y los «indicadores que se utilizan en los países no son similares, lo que dificulta mucho a la hora de comparar adecuadamente», ha agregado la directora de Plan, una ONG global con 80 años de historia.

El Semáforo de Accesibilidad reveló que, en el caso de embarazo adolescente, solo el 50,8 % de la información está disponible al último año (2020), y 0 % está desagregada a nivel de ciudad o municipio, «lo cual es muy preocupante».

Matrimonios y uniones forzadas

En cuanto a matrimonios y uniones forzadas, un 36,9 % de la información está disponible al último año (2019), solo el 15,4 % está desagregada por edades y 15,4 % de la información está desagregada a nivel de ciudad o municipio.

Y en lo que respecta a violencia basada en género, 51,6 % de la información está disponible al último año (2020), solo el 20 % de la está desagregada por edades y solo 30 % está desagregada a nivel de ciudad o municipio.

En el Día de la Niña, Plan International hace un llamado a los gobiernos a priorizar la mejor desagregación de la de información, no solo por sexo y edad pero también por territorio, y a que esta sea pública y accesible. De esta manera estarán contribuyendo a que se tomen las mejores decisiones que coloquen en el centro la protección y bienestar de las niñas.

Los datos no sirven si no se toman acciones

En América Latina y el Caribe «hay una falta de documentación de los casos, y cuando al final hemos logrado que se documenten – algunos países están mejores que otros – el problema es la respuesta (…) los datos no sirven si no tenemos acciones», ha planteado Cóbar.

Cuando los agentes de poder, de cualquier ámbito, quieren «llamar la atención, ser amigables» hablan de la niñez, pero cuando hay que «implementar proyectos, programas que los protejan y que les den su lugar, ahí tenemos una deficiencia muy grande», ha denunciado la directora de la ONG.

Es por ello que «hay mucho por hacer para brindar entornos protectores a las niñas para que no sean víctimas de violencia, de trata, de abuso sexual, que se da en las mismas familias».

Especialmente, ha destacado Cóbar, «no hay que ver con normalidad que una niña esté embarazada. Eso tiene consecuencias devastadoras para el futuro de esas niñas, que van a seguir en entornos de abuso y violencia que tenemos ya que parar.

«¿Nos gustaría que alguna de nuestras hijas, nietas, sobrinas pasaran por algo así? ¿Estaríamos dispuestos a permitir que a nuestra hija de 9 años la abusaran sexualmente? Por supuesto que no. Tenemos que ponernos en los zapatos de las niñas que están viviendo estas amenazas y debemos ser defensores, y debemos indignarnos, porque es lo correcto. No vamos a cambiar el mundo si no empezamos con la niñez», ha finalizado la activista.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider