Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Las Kellys quieren crear una plataforma de reservas hoteleras libre de explotación


  • Escrito por Laura de Grado Alonso
  • Publicado en La Zurda

La asociación de camareras de piso Las Kellys pretende crear una Central de Reservas Hoteleras que permita reservar habitaciones a través de ellas en establecimientos que cumplan unos estándares de calidad y de trabajo justo y en los que cuenten con representación sindical.

“Hay que limpiar el mundo y hay que marcar una nueva era en el turismo, que esté basado en el respeto, la belleza y el bienestar”, reivindica a Efeminista la portavoz del sindicato Las Kellys en Barcelona, Vaina Arana.

Con el fin de lograr este objetivo, Las Kellys han iniciado una campaña de micromecenazgo a través de Goteo para financiar los gastos de la plataforma de reservas hoteleras.

Sello del Trabajo Justo y de Calidad de las kellys

Uno de los puntos claves del proyecto, explica Arana, es que sólo se podrá reservar alojamiento en hoteles que cuenten con el sello del Trabajo Justo y de Calidad, una iniciativa del sindicato que el parlamento Catalán aprobó en noviembre de 2018 pero que nunca se llegó a implementar.

Entre los requisitos que los hoteles deben cumplir para recibir este sello distintivo se incluyen: el cumplimiento del convenio colectivo de hostelería, la no externalización de trabajo y eliminar la subcontratación o el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Así como garantizar la igual retribución entre hombres y mujeres, contratar a personas de colectivos vulnerables e incluir medidas de fomento de un empleo estable y de calidad, explica Arana.

Así, mediante la central de reservas, Las Kellys pretenden mejorar las condiciones laborales en la hostelería y, en concreto, de las limpiadoras de hoteles, un puesto ocupado mayoritariamente por mujeres que apenas reciben un euro por cada habitación que hacen, critica la portavoz.

Camareras de piso, un colectivo de “trabajadoras enfermas”

Una situación, relata Arana, que les obliga a soportar una “inmensa sobrecarga de trabajo” que muchas veces se acaba traduciendo en un empeoramiento de su salud física y mental.

“Nos estamos convirtiendo en un colectivo de trabajadoras enfermas“, denuncia la portavoz de Las Kellys, cuyo nombre proviene de un popular juego de palabras: “la kelly, la que limpia”.

De acuerdo a un estudio elaborado en 2018 por el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo sobre las condiciones laborales de las camareras de piso de la Comunidad Valenciana el 18 % presentan alteraciones de la salud que pueden estar asociadas a factores de riesgo psicosociales debido al tipo de trabajo que realizan.

En relación a las molestias percibidas, el 66 % de las limpiadoras de hotel percibe molestias en la zona dorsal-lumbar de la espalda, seguidas por las molestias en hombros, brazos y cuello.

Además, el estudio resalta que el 50 % de los centros de trabajo carece de evaluaciones de riesgo específicas de las distintas tareas del puesto de camarera de piso.

Crowdfunding mínimo de 60.000 €

Por ello, ante la urgencia de dar un vuelco a esta situación, la asociación de camareras de piso ha decidido emprender este proyecto para “demostrar que es rentable anteponer lo humano a lo mercantil“, explica Arana.

Para ello tienen ochenta días para conseguir la cantidad mínima de 60.000 € que permita cubrir los gastos de su implantación.

Si consiguen la cofinanciación, a principios de 2022 la Central de Reservas Hotelera estará disponible en Barcelona, con la intención de extenderse por todo el territorio nacional.

“Es vital demostrar que se puede generar riqueza sin avasallar los derechos laborales de las personas”, asevera Arana, que concibe la central de reservas como “una herramienta de transformación social”.