Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

El 90% de las víctimas jóvenes de acoso callejero no reciben ayuda de los testigos


  • Escrito por Bruno Fortea
  • Publicado en La Zurda

El informe “Safer Cities for Girls” (Ciudades Seguras para las Chicas), elaborado por la ONG Plan International, advierte de que el 90 % de las jóvenes que han sufrido acoso callejero no recibieron ningún tipo de ayuda por parte de los testigos que presenciaron los hechos.

El estudio, que también ha contado con la participación de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC), se ha realizado a partir de los testimonios de 879 mujeres de entre 15 y 25 años de Madrid, Sevilla y Barcelona.

Solo el 3 % lo comunica a las fuerzas de seguridad

Casi ocho de cada diez encuestadas en estas tres ciudades, en concreto el 78 %, aseguran haber sufrido acoso callejero en algún momento de su vida, aunque solo un 3 % de ellas lo comunica a las fuerzas de seguridad y, en la mayoría de casos, la experiencia suele quedarse en conversaciones con familiares y amistades.

El 77 % de las situaciones de acoso en la calle no implican contacto físico, sino que se producen a través de miradas, silbidos o persecuciones, y los casos en los que se llega al contacto suponen el 9 % del total.

Según el informe, en el 59 % de las ocasiones las jóvenes son acosadas por un hombre solo y en el 34 % de las veces por un grupo de hombres, mientras que, en cuanto a las franjas horarias, más de la mitad de los casos (54 %) se dan por la noche o la madrugada.

El teléfono móvil, estrategia de autoprotección

Ante el miedo al acoso, el estudio señala que las mujeres usan estrategias individuales de autoprotección, que pueden ir desde buscar compañía para no tener que recorrer solas los trayectos, hasta modificar sus rutas, vestirse de manera distinta o escuchar música para aislarse de posibles comentarios, por ejemplo.

En concreto, el informe apunta que el uso de los teléfonos móviles es especialmente significativo para protegerse ante el acoso: fingen que hablan con otra persona, comparten su ubicación en tiempo real, avisan de que han llegado al sitio en cuestión y, a veces, incluso fotografían a los acosadores.

La ONG Plan International, centrada en la defensa de la igualdad de género en la infancia y la adolescencia, recuerda que la legislación española no contempla el acoso callejero dentro de sus tipos penales, y por ello piden que se incluya en la normativa para facilitar la detección, la sanción y la erradicación de este tipo de violencia de género.