Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

La pandemia y brecha de género en las industrias culturales


  • Escrito por Mario García Sánchez
  • Publicado en La Zurda

La pandemia amenaza con agravar la brecha de género de manera generalizada, lo cual podría tener un efecto regresivo duradero en las industrias culturales, un sector en el que las mujeres están infrarrepresentadas.

Así lo asegura la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en su informe “Género y creatividad: progresos al borde del precipicio”, que reclama por ello un nuevo compromiso y acciones “transformadoras” que promuevan la igualdad de género.

Según sus datos, las mujeres se enfrentan de forma desproporcionada a obstáculos para acceder a las herramientas digitales de creación y distribución artística, incluidas las plataformas musicales digitales, los tutoriales en línea y los programas de mezcla de sonido.

Se calcula que hay 250 millones menos de mujeres que de hombres que usan internet en todo el mundo, y que las mujeres representan solo el 21 % de los artistas en los festivales de música electrónica de Europa y Norteamérica.

Acceso desigual y remuneración injusta

“La brecha digital de género está dejando atrás a las mujeres y las niñas en el ámbito político, económico, cultural y social, lo que se traduce en un aislamiento y un acceso limitado a herramientas de información fiables”, ha expresado la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay.

El acceso desigual a un trabajo decente, la remuneración justa y los puestos de liderazgo son algunas de las barreras a las que se enfrentan las mujeres, así como los artistas y creadores “con diversidad de género”.

Por ejemplo, en Uruguay se estima que las mujeres ocupan solo el 25 % de los puestos directivos en organizaciones culturales públicas y privadas, el 24 % en Montenegro y el 3 % en Mali.

En el caso de Francia, donde las mujeres dirigen el 34 % de las organizaciones de artes visuales y escénicas subvencionadas por el Estado, solo el 9 % de los directores de las cien mayores empresas culturales son mujeres.

La publicación también revela que las mujeres y los artistas y profesionales de la creación con diversidad de género siguen siendo objeto de acoso, intimidación y abuso, y constata que el entorno digital se ha convertido “en la nueva frontera en la lucha por la igualdad de género y la libertad artística“.