Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Colell: "Deberíamos ser más chovinistas y ver que el cine catalán se valora"


  • Escrito por Irene Dalmases
  • Publicado en Cine

La nueva presidenta de la Acadèmia del Cinema Català, Judith Colell, tiene muy claro que, en la última década, el cine catalán ha perdido su "músculo industrial", pero, a la vez, cree que los catalanes deberían ser "más chovinistas" y reconocer que su cine "está valorado y premiado en todas partes".

En una entrevista con Efe, Colell, que en las elecciones celebradas en la institución se impuso anoche a la lista encabezada por la también directora Neus Ballús, por 172 a 103 votos, ha dicho este martes que lo primero que hará, justamente, es ponerse en contacto con los miembros de esa candidatura e invitarles a trabajar de forma conjunta, porque "pensamos que tenían un programa buenísimo".

Directora, guionista y docente, ya había sido secretaria de la junta de la academia presidida por Isona Passola y, entre los años 2011 y 2015, fue vicepresidenta de la Academia del Cine Español, además de ser una de las fundadoras de la Asociación de Mujeres Cineastas y Medios Audiovisuales (CIMA).

Interesada detrás de la cámara por el cine social, como gestora asevera que ha llegado el momento de "abrir más la academia, porque hay muchísima gente con mucho talento y tenemos ganas de que, si hay gente con ganas de trabajar, pueda hacerlo".

Su candidatura, bajo la denominación de "Cine y futuro", estaba integrada por el productor Sergi Moreno; las directoras Carla Simón, Alba Cros y Sílvia Quer; el distribuidor Carlos Rodríguez Ríos; la montadora Ana Pfaff; el guionista Eduard Sola y los actores Maria Molins y David Verdaguer.

La idea que tienen es formar diferentes comisiones porque "en el día a día de la junta me he dado cuenta de que no hay posibilidad de analizar y pensar con profundidad cosas importantes a realizar para mejorar, dar visibilidad y hacer crecer el cine catalán", ha apuntado.

A su juicio, "se trata sobre todo de mostrar que tenemos talento y de seducir a nuestro público. Increparle también para que vea que lo que hacemos nos explica.

Siempre me dan mucha envidia los franceses en esto, que son muy chovinistas, y creo que los catalanes deberíamos serlo más y reconocer que realmente nuestro cine está valorado y premiado en todas partes".

En este punto, rememora que la joven Clara Roquet competirá con "Libertad", su ópera prima, en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes y será la única representante española en hacerlo, mientras que en el último Festival de Cine en Español de Málaga la gran triunfadora fue "El vientre del mar", dirigida por el mallorquín Agustí Villaronga.

"De todo esto -ha proseguido- deberíamos sacar pecho todos, no solo nosotros, también los espectadores, que se sientan orgullosos". A pesar de este posicionamiento, Judith Colell, autora de obras como "53 días de invierno", "Elisa K" o "15 horas", no obvia que ahora "todo el sector deberemos remar hacia el mismo lugar" para "recuperar el músculo industrial que se ha perdido".

La situación -el año pasado sólo se filmaron seis películas en catalán- se debe revertir, en su opinión, "con las otras asociaciones del sector, todos juntos. Tenemos que ver los datos, estudiarlos, saber qué ha pasado y cómo se ha ido perdiendo. Con los datos en la mano será mucho más fácil ir a hablar con las instituciones".

Asimismo, ha destacado que "ahora acaba de empezar una nueva consellera de Cultura y pienso que, cuando los proyectos se inician, hay muchas ganas e ilusión, tenemos que aprovechar el momento".

Su equipo pondrá otro foco en la Gala de los Premios Gaudí, que se entregan anualmente, al entender que podría ser un "escaparate muy importante" para la industria de la moda, de la música, el teatro o incluso el circo y las artes visuales.

Con buenas palabras hacia la anterior presidenta Isona Passola, Colell ha avanzado que otro proyecto será la creación de un departamento, con una abogada y una psicóloga, contra los abusos, donde "la gente del sector que los sufra pueda tener un espacio en el que hablar y preguntar".

Acercarse a los jóvenes, con la complicidad del departamento de Educación, para que desde pequeños "los niños puedan ver otro tipo de cine y cine en catalán" es otro de los objetivos de la nueva junta.

Calificando de "magnífica" su experiencia en la Academia del Cine Español, "donde aprendí muchísimo", Judith Colell y su equipo quieren ahora estrechar lazos con esta institución y con otras del ámbito autonómico y "aprovecharnos de sus proyectos y que ellos se aprovechen de los nuestros".