Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Las socialistas de Letonia en 1928


En ese breve período de independencia de Letonia en la época de entreguerras las socialistas de aquella república báltica realizaron un intenso trabajo. Nos fijaremos en su Cuarta Conferencia de 1928, donde asistieron 60 delegadas y 16 invitadas.

Una de las más destacadas socialistas era Clara Kalnin, que en la Conferencia explicó el grado reciente de participación política femenina en relación con las elecciones municipales de febrero (la Conferencia se celebró en verano). Al parecer la participación de las mujeres había superado el 57% frente al 42% de los hombres.

En la Conferencia se adoptó una resolución por unanimidad en la que se afirmaba que la lucha por el poder político los partidos socialistas debían esforzarse por atraer a las mujeres. La sociedad socialista era imposible sin la liberación política económica y social de la mujer. En este sentido, se recordaba que en el Congreso Socialista Internacional de Marsella, al que hemos dedicado atención en El Obrero, se había adoptado este principio y se había aprobado una resolución por la que se establecía que los partidos socialistas debían sostener con todas sus fuerzas la organización de las mujeres.

Por otro lado, se afirmaba que la Constitución de la República de Letonia garantizaba la igualdad de derechos políticos a la mujer, y que las obreras letonas habían probado su espíritu cívico y desplegado una actividad tan importante como la de los hombres en el empleo de los derechos políticos, como se corroboraría con los datos aportados por Kalnin. Pero también es cierto que las socialistas reconocían que el nivel asociativo femenino obrero en lo político y sindical no era tan grande. La labor más urgente de los grupos femeninos y del Partido Socialista debía consistir en una labor pedagógica y organizativa para promover el aumento de la militancia.

Para las próximas elecciones de otoño las mujeres socialistas reclamaban que el Partido se volcase en esta labor hacia las mujeres. Se daba la circunstancia de que, aunque en Letonia las mujeres tenían derecho al sufragio y podían ser elegidas, no había representantes socialistas mujeres en ninguna institución representativa.

La resolución fue enviada al Partido.

Hemos consultado el número 6056 de El Socialista, de 8 de julio de 1928.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider