Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Victoria Kent y el laicismo a fines de 1930


“República y laicismo”

En el mitin del 2 de noviembre de 1930 en el que se dio a conocer la Liga Nacional Laica habló Victoria Kent. Queremos presentar lo que allí dijo sobre la materia por la importancia del personaje, que aunó República con laicismo.

Victoria Kent consideraba que lo que más interesaba en ese momento que, como como exponemos nosotros, era crítico, con una Monarquía agonizante, era que se agrupasen todas las personas con responsabilidad para hacer públicos los problemas que quería plantear la Liga Laica, además de exponer el ideario de la misma.

La oradora quería dejar claro que la Liga no había nacido porque unos cuantos sintieran el entusiasmo de crearla, se había hecho por iniciativa de Luis Araquistáin, expuesta en un artículo publicado en El Socialista, como hemos estudiado en otro trabajo. Araquistáin había dado la voz de alarma desde su fina sensibilidad, “conciencia pulcra” e instinto político. Su llamada había sido respondida por muchos, entre ellos la propia Victoria Kent.

Pero, ¿qué le había movido a Araquistáin a plantear la creación de una Liga Laica? Al parecer, había sido el hecho de que una mujer había tenido que ir de tribunal en tribunal para arrebatar las cenizas de su esposo del poder de la Iglesia. Hechos como ese no podían quedar sin ayuda. Araquistáin había hecho ver que no se cumplía con el deber si no se formaba una organización que pusiera a los hombres libres a cubierto de este tipo de atropellos.

Se había dicho que la Liga era antirreligiosa y anticlerical, pero convenía aclarar estas cuestiones. Victoria Kent afirmaba que “laico” era lo contrario de “clerical”. La escuela laica no era antirreligiosa. El laicismo defendería la independencia de nuestra vida y el Estado frente al poder eclesiástico.

La Liga Laica pretendía acabar con el hecho de que la beneficencia se practicase solamente con los que poseían partida de bautismo; la caridad atropellaba las conciencias. La Liga quería una escuela laica separada de la influencia del clero. Se buscaba un Estado laico, para reducir al clero a sus funciones peculiares, apartado de la política. La Liga quería el respeto a todas las conciencias con el fin de crear la “conciencia nacional”. Los que tuvieran inquietudes por el futuro de España tenían que defender el ideario laico porque en el mismo estaba contenida la idea de una España “limpia y fuerte”, que era, a la vez, República y laicismo.

Hemos trabajado con el número 6783 de El Socialista. Sobre este mitin hemos escrito un artículo en El Obrero, y en la hemeroteca del mismo medio encontraremos más trabajos sobre la Liga Nacional Laica.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider