Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Una reflexión de María Cambrils sobre el feminismo en 1925


Nos vamos a hacer eco en este artículo de una reflexión de María Cambrils, personaje al que regresamos con cierta frecuencia, sobre la razón del feminismo que publicó en mayo de 1925.

Antes de empezar recordemos que María Cambrils es una de las feministas socialistas más destacadas en la Historia de España, a pesar de que no ha sido conocida y valorada hasta hace bien poco, como hemos puesto de manifiesto en distintos trabajos, aludiendo a la imprescindible monografía, María Cambrils. El despertar del feminismo socialista (biografía, textos y contextos), editada por la Universidad de Valencia, y escrita por Rosa Solbes, Ana Aguado y Joan Miquel Almela.

Para María Cambrils el movimiento feminista no había sido en su origen una cruzada contra el hombre, como algunos suponían, e iniciada por mujeres “ávidas de singularizarse”. El feminismo había surgido y se había desarrollado como una demostración colectiva de disconformidad con el “rebajamiento personal” ante los Códigos Civiles de todos los Estados del mundo, es decir, contra la desigualdad que sufrían las mujeres. No había sido ni un movimiento político ni económico, sino una especie de explosión de rebeldía contra el estado de dependencia civil en el que se encontraba la mujer en relación con las libertades ciudadanas.

Las mujeres no se rebelaron solamente contra el monopolio universitario de los hombres, sino que reclamaron también su derecho al voto y al de intervenir, por consiguiente, en la acción política y administrativa, que siempre había estado reservada exclusivamente para los hombres.

Pero lo que más nos interesa en el análisis de María Cambrils era la cuestión de cómo había reaccionado la mayoría de los hombres ante estas demandas. Había habido burlas y sarcasmos (en este sentido, recordemos las múltiples sátiras de que se publicaron en Inglaterra contra las sufragistas). Muchos habían profetizado que con la conquista de los derechos civiles desaparecería el “eterno femenino”, algo que se desmentía, en opinión de nuestra protagonista, en la realidad.

En este sentido, Cambrils citaba a Juan Finot, autor de “La agonía y muerte de las razas”, que había intervenido contra los que se oponían al feminismo. Al parecer, el autor había vaticinado que en el futuro la mujer sería igual que el hombre, que el ejercicio de las “profesiones masculinas”, su emancipación social, y la libertad en todos los órdenes de la vida no privaría a las mujeres de todas las cualidades que habían hecho a la mujer “objetos deseados” del varón. La mujer dejaría de ser una “protegida” del hombre, al que necesitaba para casi todo, sino que adquiría energía y fuerza física. Por eso, la idea de la belleza femenina cambiaría, es decir que seguiría siendo hermosa, pero de otro modo.

Para María Cambrils la mujer no se masculinizaba trabajando en las profesiones que hasta el momento habían estado reservadas para el hombre, como lo demostraban en el caso español figuras como Clara Campoamor, Victoria Kent y Elisa Soriano, que ejercían la abogacía y la medicina, sin por ello “perder los encantos femeninos ni dejar de incurrir en las tonterías del amor y del noviazgo, del día de la boda (…) y del hogar familiar”.

No cabe duda que estos argumentos de Cambrils pueden llamarnos la atención hoy en día, desde una perspectiva feminista moderna, pero no debemos olvidar que estamos hablando de una época donde las luchadoras por los derechos de la mujer tenían que enfrentarse a poderosos obstáculos y uno de ellos, sin lugar a dudas, era el de la acusación que recibían de que con lo que hacían y defendían se corría el supuesto peligro de que la mujer se masculinizara.

El artículo se publicó en el número 5084 de 23 de mayo de 1925 de El Socialista, en la época en la que Cambrils escribía asiduamente al periódico obrero. Sobre su figura y obra, además del libro que hemos citado al comienzo de esta pieza, en la hemeroteca de El Obrero el lector encontrará distintos artículos.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider