HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Santalices declara el Parlamento gallego «lugar inhóspito a los populismos extremistas»


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El presidente del Parlamento, Miguel Santalices, ha reivindicado este martes a la Cámara autonómica como «un lugar inhóspito para populismos extremistas» y ha instado a los diputados a elaborar «buenas leyes más que muchas leyes».

Durante una declaración institucional con motivo de la apertura de la XII Legislatura del Parlamento autonómico, Santalices ha destacado el modelo gallego, «alejado de la crispación» política nacional e internacional y basado en «el respeto y el sentidiño» a pesar de las diferencias entre las distintas formaciones políticas.

En una apelación directa a las democracias liberales y al «espíritu europeo», al que Galicia y España se sienten ligadas y enraizadas, el presidente de la Cámara gallega ha sostenido que «una democracia fuerte precisa un Parlamento fuerte» y ha cargado contra «los pseudoparlamentos» que existen en regímenes totalitarios.

En su intervención, Santalices ha pedido a los diputados y a las diputadas que dialoguen con respeto entre ellos, que debatan con argumentos y no con insultos ni alusiones personales, y que hablen los ciudadanos de manera constante para responder de la mejor manera posible a sus problemas.

«Tras las vicisitudes históricas, como guerras y otras y una larguísima noche de piedra, Galicia consolidó su propio modelo: plural, democrático, avanzado y útil para los intereses de la gente», ha proclamado el presidente de la Cámara gallega.

«La Galicia representada por cada uno de los 75 diputados -40 del PPdeG, 25 del BNG, 9 del PSdeG y 1 de D.O.- es la Galicia real; huye del enfrentamiento estéril y pide soluciones, si son dialogadas mejor, para los retos» que enfrenta, ha continuado en su intervención Santalices.

Entre otras peticiones, el presidente del Parlamento ha insistido en la necesidad de elaborar «buenas leyes por encima de muchas leyes», y ha alertado contra la «hiperinflación normativa, no siempre justificada», ha añadido.

Como ejemplo, ha relatado las normas que imponen altas cargas burocráticas a los marineros y campesinos y que les restan tiempo de trabajo, así como normativas elaboradas en despachos oficiales «alejados de la realidad» de los ciudadanos como la «polémica» necesidad de registrar los gallineros de autoconsumo.

«Tenemos el deber de facilitar con nuestro trabajo la vida de las personas y las empresas en lugar de complicársela con normas de una cuestionable utilidad que nadie reclamó».

Santalices ha recordado, además, la obligación de desarrollar una política cultural propia, que ensalce los valores intrínsecos de Galicia, «que sustenta la razón de ser del Parlamento».