HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Tres de cada diez mujeres en España han sufrido algún tipo de violencia por parte de su pareja


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Casi tres de cada diez mujeres en España ha sido víctima de algún tipo de violencia machista por parte de su pareja o expareja, una cifra mayor (38,4 %) en el caso de las mujeres de entre 18 y 29 años, según los resultados de la Encuesta Europea de Violencia de Género 2022 (EEVG).

Se trata de la primera encuesta sobre violencia contra la mujer que se realiza dentro del marco del Sistema Estadístico Europeo (SEE), cuya coordinación lleva a cabo Eurostat (Comisión Europea), la oficina estadística de la Unión Europea.

En el caso de España -según detalla el Ministerio de Igualdad en un comunicado-, se estima que 4,8 millones de mujeres de entre 16 y 74 años (un 28,7 % del total) ha sido víctima de algún tipo de violencia (psicológica, física o sexual) en el ámbito de la pareja o la expareja.

En concreto, un 27,8 % asegura haber padecido violencia psicológica; un 12,7 % violencia física, incluidas amenazas; y un 6,7 % violencia sexual.

Según Igualdad, la mayor prevalencia de la violencia psicológica se explica porque la violencia que se ejerce contra las mujeres no se produce de manera repentina, sino que es el resultado de un proceso de maltrato psicológico y psíquico más prolongado que va aumentando en intensidad y frecuencia.

Los estudios también constatan que siempre que existe violencia física, se ejerce también la violencia psicológica.

Baja percepción de la violencia sexual en la pareja

Además, hay una baja autopercepción de la violencia sexual en la pareja o expareja, ya que -según señala- las víctimas siguen sin identificar o temen desvelar las violencias sexuales que las parejas o exparejas han ejercido contra ellas.

“La cultura de la violación y los mitos sobre la violencia sexual han representado en el imaginario colectivo casi en exclusividad como violencia sexual las agresiones sexuales más extremas, como la violación a través del uso fuerza, desenfocando otras formas de violencia sexuales que se ejercen también en las relaciones de pareja”, advierte.

Entre ellas, la coerción o el chantaje que se ejerce contra la pareja para tener relaciones sexuales sin que ella lo consienta o la obligación de mantener relaciones sexuales sin el uso del preservativo, entre otras.

Las mujeres más jóvenes (entre 18 y 29 años) refieren más casos de violencia que las más mayores. Así, un 38,4 % de las mujeres entre 18 y 29 años asegura haberla padecido, frene al 19 % de las mujeres de entre 65 y 74 años.

En este caso, Igualdad señala que la avanzada edad o la indefensión aprendida durante décadas puede llevar a las mujeres a no desvelar o identificar la violencia “ante un escenario de desesperanza futura”.

Un 20,2 % de las mujeres ha sufrido violencia fuera de la pareja

En cuanto a la violencia fuera de la pareja, un 20,2 % de las mujeres de entre 16 y 74 años asegura haber sido víctima alguna vez desde los 15 años de algún tipo de violencia fuera de la pareja.

Una violencia ejercida “de manera abrumadora por hombres”, especialmente en el caso de la violencia sexual (el 94,2 % de los agresores son varones).

En el caso de la violencia sexual, se observa un ligero aumento de la violencia desvelada y autopercibida (13,7 %). Esto se debe -según el ministerio- a de que el contexto social, político y cultural de los últimos años ha situado la violencia sexual en el centro de la agenda.

El cruce de datos entre el tipo de violencia sexual y el tipo de relación entre víctima y agresor revela que cuanto más cercana es la relación entre ambos, más grave es el tipo de violencia sexual.

Concretamente, entre las mujeres que revelan haber sufrido una violación fuera de la pareja, el 77,5 % afirma que el agresor era un hombre conocido.

La mayoría de las víctimas no acude a las instituciones en busca de ayuda

Además, los datos señalan que la mayoría de las mujeres que han sufrido violencia física o sexual en la pareja no buscan apoyo en las principales instituciones encargadas de acompañar en el proceso de reparación.

“Es un dato alarmante que sólo un 16,3 % de las mujeres acudan a servicios especializados o que únicamente el 24,4 % hayan contactado con la policía”, lamenta Igualdad.

En el caso de la violencia fuera de la pareja, los resultados son aún más preocupantes, ya que sólo el 8,9 % de las mujeres que han sufrido violencia fuera de la pareja han acudido a la policía, y únicamente el 3,8 % han contactado con un servicio de apoyo a víctimas, mientras que sólo un 10,7 % ha solicitado apoyo en el sistema sanitario o a servicios sociales.