HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La región rusa de Kursk refuerza sus defensas fronterizas tras el ataque al aeródromo


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

La región rusa de Kursk, en la frontera con Ucrania, reforzó hoy sus defensas con la colocación de fortificaciones antitanque, conocidas como "dientes de dragón", tras el ataque perpetrado el martes contra un aeródromo local.

"Seguimos reforzando las líneas de defensa de la región de Kursk", escribió el gobernador, Román Starovoit, en Telegram. El alto funcionario acompañó el mensaje por unas fotos suyas en la zona fronteriza, donde se levantan los "dientes de dragón".

Rusia comenzó a construir líneas de defensa en Kursk y la vecina Bélgorod a finales de octubre, aunque el Kremlin reconoció la necesidad de tomar medidas "adicionales" tras los ataques de esta semana, de los que Moscú acusa a Kiev.

Estos trabajos también se realizan en la anexionada provincia ucraniana de Lugansk, escenario de cruentos combates.

Este martes, las autoridades de Kursk informaron de un nuevo ataque contra un depósito de combustible, ubicado en la zona del aeropuerto local.

"Como resultado del ataque con dron se incendió el tanque de almacenamiento de petróleo del aeródromo", escribió Starovoit en Telegram.

Trenes especializados en extinción de incendios fueron enviados desde Moscú para poder extinguir el fuego, cuya humareda se podía ver a varios kilómetros de distancia.

De acuerdo con fuentes de emergencias, citadas por agencias rusas, a primera hora del miércoles los bomberos aún trataban de extinguir el fuego en el lugar del ataque.

Kursk declaró el alto nivel de alerta terrorista el pasado 11 de abril y desde entonces ha prolongado la medida en diversas ocasiones, la última hace un día.