Juan Antonio Palacios Escobar

La culpa es del otro

Estamos en un país de culpas y castigos. Quizás influenciados por nuestra cultura judeocristiana. Culpamos a los demás de lo que son nuestras responsabilidades y en un mismo acto enjuiciamos, sentenciamos y castigamos, y nos quedamos tan panchos. Incluso en ocasiones lo hacemos desde la soberbia de la pureza y la santidad.

Entre la suma y la resta

Por qué cada vez que tienen oportunidad suman las derechas e incluso en muchos ayuntamientos y Comunidades Autónomas lo hacen las izquierdas, y a nivel nacional parece imposible que Sánchez e Iglesias se pongan de acuerdo. Todos los que lean estas líneas se preguntarán dos cosas ¿Qué es lo que pasa? ¿De quién es la culpa?

Encuestas, estrategias y negociaciones

Vivimos en un mundo político, más pendiente de los relatos que de las realidades Un espacio y un tiempo llenos de personajes que podrían formar parte del universo cinematográfico de Almodóvar, que nos representará en los Oscar 2020 y podría conseguir una tercera estatuilla con el drama “Dolor y Gloria“ que protagoniza Antonio Banderas.

Prisas y aplazamientos

Entre los que corren y los que se paran, la actualidad transcurre con prisas para lo que deberíamos tener calma y reflexión, y aplazamientos para lo que es de urgente solución. Nos ha llamado la atención hasta la indignación la gestión que el Gobierno Andaluz, está haciendo de la epidemia de Listeriosis, poda haber sido peor, pero creemos que es imposible.

Lo que no podemos entender

He de confesarles que este verano está siendo de todo, menos aburrido y nadie lo podrá calificar de plano mediáticamente. Estamos viviendo situaciones increíbles y difíciles de entender, lo que anuncia un otoño caliente e interesante, vamos para nada aburrido.

¡Qué poca vergüenza!

Fue la expresión que verbalizó Pablo Manuel Iglesias el día 25 de Julio en el Congreso de los Diputados, durante la dura pero correcta intervención de la portavoz socialista y Vicesecretaria General del PSOE Adriana Lastra, y el voto de abstención de la formación morada confirmaba que España seguirá con un Gobierno en funciones.

Más cerca y más lejos

Y el pasado jueves día 18 cuando Antonio García Ferreras , periodista , presentador y directivo de la Sexta entrevistaba al Presidente en funciones del Gobierno de España, Pedro Sánchez afirmó “El principal escollo para que haya acuerdo con PODEMOS es la presencia de Iglesias en el Gobierno”.

Cantares políticos

Desde aquellas “Canciones para después de una guerra“, película documental de Basilio Martín Patino basada en la España de la posguerra, que fue realizada de forma clandestina en 1971 y no puede estrenarse hasta 1.976, tras la muerte del dictador Franco, se han hecho algunos experimentos entre la relación de la música y la política en nuestro País.

Quietos y movilizados

Cuando estamos en el proceso de nuevas consultas camino de la sesión de investidura que se celebrarán los próximos días 22 y 23 de este caluroso mes de Julio, aunque con algunas tormentas en diferentes zonas del País con consecuencias catastróficas.

Recelos y desconfianzas

Las relaciones políticas deberían basarse en lealtades y confianzas dentro de los partidos y entre las distintas organizaciones. Sin embargo lo que hoy dominan son los recelos y las desconfianzas. Lo vemos y comprobamos con tan solo asomarnos a la realidad y ver lo que dicen y lo que hacen los líderes y protagonistas.

Entre expectativas y decepciones

Parece abracadabrante entre lo prohibido y lo autorizado, lo grande y lo pequeño, lo cómodo y lo dificultoso, como es posible elegir lo adecuado en el momento oportuno, viajar al futuro o retornar al pasado, movernos con sensatez en el presente entre la pseudomodernidad o la posverdad.

Palabras, imágenes y datos

Encontrar el equilibrio y la coherencia entre palabras, imágenes y datos ni es fácil, ni es tampoco algo que puedan presumir la inmensa mayoría de los políticos. Como diría Francisco de Quevedo “Las palabras son como monedas, que una vale por muchas como muchas no valen por una“.

Bulos políticos

Antes, hace solo una década, difundir una noticia llevaba su trabajo y su tiempo. Hoy colocar cualquier mensaje, a través de las redes sociales, exige solo unos segundos o todo lo más minutos. Si se trata de noticias falsas o bulos políticos, estos no solo se extienden de una parte a otra del Planeta sino que terminan ocupando las portadas de todos los medios escritos, hablados y televisados.

Pistas y pactos

Cuando nadie tiene mayoría suficiente para gobernar, necesita llegar a acuerdos y pactar con otras fuerzas políticas. Esto exige unas dosis de inteligencia y pragmatismo entre lo que se desea y el idealismo y aquello que puede ser posible y realizable.

Candidaturas del futuro

Cuando tras seis meses envueltos en campañas, Autonómicas, Generales, Locales y Europeas, entre mítines, actos sectoriales, repartos de programas y todo tipo de mercaderías, depositamos el pasado domingo nuestros votos. Hay dos cosas que han quedado claras, el fortalecimiento, la expansión y la consolidación del voto socialista y el declive del voto popular.

Mensajes de todos los colores

En nuestros 8.131 ayuntamientos con sus singularidades, en 12 autonomías y en 28 países europeos estamos escuchando en estos días mensajes de todos los colores, desde la ultraderecha a la ultraizquierda, de la regresión al progreso, del rigor y el compromiso ciudadano a la demagogia.

Menos ruido y más sosiego

“A la memoria de un gran patriota, Alfredo Pérez Rubalcaba”

Dicen que somos ciudadanas y ciudadanos de un País que es capaz de escribir los mejores epitafios y despedidas, mientras que solemos ser crueles y corrosivos con quienes, con todos sus errores e inconvenientes , demuestran altura de miras y generosidad y colocan los intereses generales por encima de los particulares.

Bandazos y volantazos

Las personas somos contradictorias entre nuestros pensamientos y actuaciones. Es lógico y razonable, que cambiemos de opiniones y modifiquemos nuestras conductas. Cuando esto se da en responsables públicos resulta más evidente y se convierte en noticia y motivo de crítica por parte de sus adversarios.

Ganar y gobernar

En política como en la vida, y más en una sociedad competitiva, es importante ganar, pero resulta más efectivo gobernar. Que nosotros como personas sepamos qué queremos y hacia dónde vamos, y que como partido seamos capaces de transformar la realidad desde nuestras decisiones.

Una campaña extraña

Toda campaña política tiene su alma y su armario, sus protagonistas y su público, cifrado en los candidatos y sus equipos , sus militantes y simpatizantes, su metodología , sus programas y promesas, sus estrategias y por qué no decirlo sus imprevistos a los que hay que saber darle respuesta con prontitud y acierto.

Hagamos que pase

Hay cosas que nos gustarían que pasaran y no ocurren, y otras que si suceden dependen única y exclusivamente de nosotros. En los últimos días el lema del PSOE, de HAZ QUE PASE, ha levantado todo tipo de comentarios, a favor y en contra.

Carrera de disparates

La precampaña electoral que debería ser un escenario para que cada cual planteara sus propuestas y expusiera sus alternativas de solución a nuestros problemas, se ha convertido en una competición, en una carrera de disparates. Muchos de los personajes del panorama político, cada vez que abren la boca, sube el pan.

Sin complejos

Al principio era sin levantar sospechas, porque todos los más y los menos, los radicales y los moderados, estaban cobijados bajo el paraguas del PP, desde el centro derecha hasta la extrema. Pero ahora no, habían decidido no volar al mismo ritmo de la gaviota y querían tener voz propia o tal vez VOX.

Lenguaje electoral

De la encuesta a la propuesta, del desastre al disparate, el lenguaje político se enrarece en Elecciones, y se parece más al Camarote de los Hermanos Marx, que a un espacio en el que impera el sentido común y la sensatez.

Suscribirse a este RSS