SUSCRÍBETE

La UE y África abordan la cuestión migratoria con interés en los países de tránsito

ESTRASBURGO (FRANCIA) 05/07/2017.- El vicepresidente primero de la Comisión Europea Frans Timmermans (c) se une a la protesta del grupo de la Alianza Progresiva de Socialistas y Demócratas antes del inicio de la sesión en el Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia) hoy, 5 de julio de 2017. EFE/Patrick Seeger ESTRASBURGO (FRANCIA) 05/07/2017.- El vicepresidente primero de la Comisión Europea Frans Timmermans (c) se une a la protesta del grupo de la Alianza Progresiva de Socialistas y Demócratas antes del inicio de la sesión en el Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia) hoy, 5 de julio de 2017. EFE/Patrick Seeger

Ministros de algunos miembros de la Unión Europea (UE) y de países de tránsito de migrantes en África se reúnen mañana en Roma para abordar la cuestión migratoria y tratar de reducir el flujo de llegadas a las costas del sur europeo.

En la conferencia, titulada "Una responsabilidad compartida para una meta común: solidaridad y seguridad", participan varios ministros de Alemania, Austria, Estonia, Francia, Países Bajos, Malta y España, representada por su responsable de Exteriores, Alfonso Dastis.

Asistirán también la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, el jefe adjunto de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, Volker Turk, y el director de la Organización Internacional para las Migraciones, William Lacy Swing, entre otros.

Por parte de África estará representantes de los Libia, Nigeria, Túnez, Egipto, Chad, Etiopía y Sudán, considerados países de tránsito o procedencia de los emigrantes que alcanzan -o tratan de hacerlo- las costas europeas.

Tras una cena de bienvenida hoy en el palacio romano de Villa Madama, el foro dará inicio formalmente mañana con una sesión plenaria de tres horas a partir de las 9.30 locales (7.30 GMT) en la sede del Ministerio italiano de Exteriores.

Estará presidido por el titular de Exteriores italiano, Angelino Alfano, y concluirá con la adopción de una declaración conjunta que, según avanzó el ministerio, supondrá "un punto de equilibrio entre los principios de 'solidaridad y seguridad'".

El objetivo será, añadió, "reforzar la colaboración existente con los países africanos de tránsito de migrantes con el fin de proteger la frontera exterior de la UE mediante una nueva relación integrada que (...) busca proteger y asistir a los migrantes y (potenciales) refugiados prestando especial atención al cuidado de los Derechos Humanos".

Se tratará de impulsar "el apoyo a las comunidades locales (africanas) y más en general a los Gobiernos de los países de tránsito" y se buscará implicar a las organizaciones internacionales en la asistencia a estos países, agregó.

Los participantes en la conferencia también evaluarán medidas destinadas a aumentar las repatriaciones voluntarias asistidas de los inmigrantes hacia sus países de origen.

Se trata de un nuevo esfuerzo de Italia para frenar el número de llegadas de inmigrantes a sus costas meridionales, en las que en lo que va de año han desembarcado 85.170 personas, un 19,38 % más que hace un año, según las cifras del Ministerio del Interior.

La mayoría de ellos procedían del África subsahariana: 13.894 de Nigeria, 7.666 de Guinea Conakry, 7.232 de Costa de Marfil, 4.902 de Gambia, 4.812 de Senegal y 4.665 de Mali.

El 97 % de estos inmigrantes salen al Mediterráneo desde la descontrolada Libia, después de cruzar el desierto, y son rescatados en alta mar durante su viaje hacia las costas italianas, por lo que Italia ha pedido reiteradamente que se intensifiquen los controles en el confín libio.

Ante esta llegada masiva de inmigrantes, Roma ha instado a sus socios de la UE a compartir el peso de este flujo y a impulsar la reubicación de solicitantes de asilo según lo acordado por la Unión hace dos años, cuando se comprometió a reasentar a 160.000 personas actualmente acogidas en suelo italiano y griego.

Italia también ha propuesto que algunos Estados europeos ribereños como España o Francia abran sus puertos a los inmigrantes rescatados en el Mediterráneo Central.

También ha pedido normas que regulen el trabajo de las ONG que rescatan migrantes en el Mediterráneo.

Las propuestas italianas han contado con el apoyo de Alemania y Francia y serán presentadas a los socios de la UE en el próximo Consejo en Estonia, donde mañana y el viernes se reúnen los ministros europeos de Interior.

Banner 468 x 60 px