Dimite el primer ministro finlandés tras perder el apoyo de los socios liberales

Helsinki (Finlandia), 12/03/2019.- El primer ministro finlandés, Antti Rinne, abandona la reunión de crisis del Partido Socialdemócrata para entregar su renuncia al presidente Sauli Niinisto en Helsinki, Finlandia, el 3 de diciembre de 2019. El gobierno finlandés está envuelto en una política crisis que llevó a la renuncia del Primer Ministro solo seis meses después de comenzar su mandato después de que el Partido del Centro retiró su apoyo. El gobierno ha enfrentado críticas debido a su manejo de la reciente huelga postal en el grupo estatal Posti. Los medios finlandeses informan que no se espera que el gobierno se derrumbe, pero se elegirá un nuevo primer ministro. (Finlandia) MARCA EFE / EPA / KIMMO Helsinki (Finlandia), 12/03/2019.- El primer ministro finlandés, Antti Rinne, abandona la reunión de crisis del Partido Socialdemócrata para entregar su renuncia al presidente Sauli Niinisto en Helsinki, Finlandia, el 3 de diciembre de 2019. El gobierno finlandés está envuelto en una política crisis que llevó a la renuncia del Primer Ministro solo seis meses después de comenzar su mandato después de que el Partido del Centro retiró su apoyo. El gobierno ha enfrentado críticas debido a su manejo de la reciente huelga postal en el grupo estatal Posti. Los medios finlandeses informan que no se espera que el gobierno se derrumbe, pero se elegirá un nuevo primer ministro. (Finlandia) MARCA EFE / EPA / KIMMO

El primer ministro finlandés, el socialdemócrata Antti Rinne, presentó hoy su dimisión después de que el liberal Partido de Centro, su principal socio en la coalición de Gobierno, decidiera retirarle su confianza como líder del Ejecutivo.

La renuncia de Rinne se produjo poco antes de que tuviera que afrontar una moción de censura en el Eduskunta (Parlamento finlandés), presentada por la oposición debido a lo que consideran una gestión deficiente en la resolución de un conflicto laboral dentro de la empresa estatal de correos, Posti.

Rinne, quien apenas llevaba seis meses en el cargo, entregó su carta de dimisión en persona al presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, quien aceptó la renuncia y le agradeció su labor durante este breve mandato.

La situación podría desembocar en la celebración de unas nuevas elecciones si la coalición gobernante, formada por cinco partidos, no logra superar la moción de censura en la votación prevista para este miércoles.

No obstante, la líder del Partido de Centro, Katri Kulmuni, aseguró a la prensa que su formación ha perdido la confianza en el liderazgo de Rinne, pero dijo que desea continuar la labor de Gobierno dentro de la misma coalición y con el mismo programa.

Esto significa que la crisis política podría resolverse en poco tiempo si el Partido Socialdemócrata (SDP) nombra a un nuevo candidato a primer ministro que reciba el visto bueno mayoritario del Eduskunta.

Según los analistas, la persona con más probabilidades de suceder a Rinne es la actual vicepresidenta del SDP y ministra de Transporte y Comunicaciones, Sanna Marin, quien esta mañana regresó a Helsinki precipitadamente desde Bruselas.