¡Únete!

El "15M indonesio" mantiene la esperanza en la investidura del presidente Widodo

  • Escrito por Ricardo Pérez-Solero
  • Publicado en Internacional
El "15M indonesio" mantiene la esperanza en investidura del presidente Widodo / EFE El "15M indonesio" mantiene la esperanza en investidura del presidente Widodo / EFE

Tras varias semanas de multitudinarias protestas estudiantiles contra la corrupción y la pérdida de libertades, este domingo Joko Widodo será investido de nuevo como presidente de Indonesia. Los jóvenes que han tomado las calles son en su mayoría sus propios votantes.

En la Universidad Nacional de Yakarta (UNJ), la llamada a la oración islámica da paso al descanso para almorzar y los jóvenes conversan animados en grupos mientras otros se dirigen a rezar, una imagen común en el país con la población musulmana más grande del mundo.

Aldo, estudiante de 18 años de la UNJ que voto al presidente y participó en las protestas, defiende que el político no ha cambiado su estilo desde 2014, pero asegura que está condicionado por su formación, el Partido Democrático de Indonesia por la Lucha (PDI-P).

"Jokowi quiere escuchar la voz del pueblo, pero se ve constreñido por su propio partido y el Parlamento. Si quiere seguir al Parlamento va a perder el apoyo de la gente", asegura Aldo, refiriéndose al apodo por el que Widodo es conocido en el país.

El movimiento de protesta, que tiene ecos del 15M español y comenzó en septiembre, se centra en la lucha contra la corrupción o la pérdida de libertades democráticas y se opone a la oligarquía del país, que está impulsando una regresiva reforma del Código Penal y otras leyes en la Cámara Baja del Parlamento.

Los jóvenes entre 18 y 35 años, que suponen el 40% del electorado de 154 millones, fueron cruciales en la victoria del conocido como el "Obama indonesio", por su origen humilde y estilo cercano a la gente, que consiguió el 55,5 % de los votos en las elecciones generales celebradas hace seis meses.

Firda, de 19 años y estudiante de Economía, indica que las manifestaciones están formadas tanto por seguidores de Jokowi como del exgeneral Prabowo Subianto, su rival y perdedor en los dos últimos comicios presidenciales, celebrados en 2014 y 2019.

"Fue la Cámara de Representantes del Pueblo la que intentó aprobar las leyes de una forma apresurada, no es culpa del presidente", señala la universitaria, que votó por Jokowi y apoya las protestas.

El movimiento de protesta comenzó a mediados de septiembre como respuesta a los recientes cambios legales que restan competencias a la comisión anticorrupción (KPK) y se hicieron efectivos el pasado jueves, aunque el presidente ha asegurado que estudia revocarlos.

Además los estudiantes rechazan una amplia y polémica reforma del Código Penal que pena el aborto, el sexo fuera del matrimonio y endurece las leyes contra la blasfemia o la difusión de la ideología comunista, así como cambios en las leyes de reforma agraria, minería o violencia sexual, entre otras.

Sin embargo, el movimiento se ha apaciguado este mes tras lograr un retraso temporal de la mayoría de las leyes, que el Parlamento intentaba aprobar antes de la jura del cargo de los nuevos diputados el uno de octubre.

En dos semanas de protestas, cinco jóvenes murieron en disturbios a lo largo de todo el archipiélago, uno de ellos por heridas de bala, en las mayores protestas universitarias desde la caída del dictador Suharto en 1998.

En la universidad católica de Atma Jaya de la capital, una de las más cercanas al Parlamento, que fue epicentro de las protestas, los estudiantes hablan de divisiones en un movimiento enormemente variado, que ha sido secundado por facciones diversas como sindicalistas, activistas u organizaciones islamistas.

"Algunos individuos intentan echarle la culpa a Jokowi, pero los estudiantes no. Los estudiantes protestan contra el Parlamento y las leyes", asevera Joseph, estudiante de Economía de 19 años.

La optimista visión de muchos estudiantes sobre Jokowi, muchos de los cuales esperan una reacción del presidente, no es compartida por algunos activistas de defensa de los derechos humanos que se muestran más críticos.

"Ha fallado a la hora de cumplir con sus promesas de resolver casos de violaciones de los derechos humanos", lamenta el activista y profesor universitario de la Universidad Multimedia Nusantara, Muhamad Heychael, que asegura que el presidente se ha aliado con oligarcas para mantenerse en el poder.