Costa promete que no habrá "impass a la española" tras las elecciones en Portugal

El primer ministro portugués, el socialista António Costa / EFE El primer ministro portugués, el socialista António Costa / EFE

Favorito en las encuestas para las legislativas del próximo día 6, el primer ministro portugués, el socialista António Costa, apostó hoy por la "estabilidad" tras las elecciones y se comprometió a evitar un "impass a la española".

"La idea fundamental que queremos es estabilidad, para que, en un momento en que toda Europa mira para Portugal y lo que se llama la solución portuguesa, no entremos en un impass a la española", dijo Costa durante un debate electoral.

"Tuvimos cuatro años de estabilidad y España tuvo cuatro elecciones en cuatro años y eso no lo podemos tener en el futuro, es una inestabilidad que evitamos en estos cuatro años y que no vamos a tener con certeza en la próxima legislatura", insistió.

Costa se refería así al pacto de izquierdas que ha permitido gobernar a los socialistas lusos desde 2015, bautizado popularmente como "geringonça", un acuerdo que no ha sido posible en otros países europeos, como España, donde el fracaso de las negociaciones para formar gobierno han derivado en una convocatoria electoral, prevista para el próximo 10 de noviembre, la cuarta en cuatro años.

El primer ministro socialista parte como favorito indiscutible para las elecciones del 6 de octubre y tiene por delante una intensa campaña para tratar de convencer a los portugueses de que le den una mayoría absoluta que le permita gobernar en solitario.

Según los últimos sondeos, los socialistas tienen una intención de voto que ronda el 40 %, en tanto que el conservador PSD, segundo partido más votado, recibiría el 23 % de los sufragios.

De cumplirse los pronósticos, Costa tendrá que pactar de nuevo para gobernar, aunque está por ver si, como hace cuatro años, recurre al Partido Comunista y al Bloque de Izquierdas.