Berlín dice a Londres que la negociación del "brexit" es competencia de la CE

Berlín (Alemania), 23/09 / 2019.- El jefe negociador de Brexit de la Unión Europea, Michel Barnier (L) y el Ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas (R), asisten a una conferencia de prensa en Berlín, Alemania, el 23 de septiembre de 2019. (Alemania) EFE / EPA / ALEXANDER BECHER Berlín (Alemania), 23/09 / 2019.- El jefe negociador de Brexit de la Unión Europea, Michel Barnier (L) y el Ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas (R), asisten a una conferencia de prensa en Berlín, Alemania, el 23 de septiembre de 2019. (Alemania) EFE / EPA / ALEXANDER BECHER

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, recalcó este lunes que las negociaciones sobre el "brexit" se llevan desde Bruselas después de que se conociese que Londres estaba ofreciendo acuerdos bilaterales a distintos países miembros de la Unión Europea (UE).

Maas hizo estas declaraciones en la rueda de prensa que siguió a su reunión en Berlín con el negociador europeo para el "brexit", Michael Barnier, y de cara a los contactos sobre esta cuestión que se van a mantener a distintos niveles en los próximos días.

"Quiero resaltar que las estructuras para las negociaciones están en la Comisión Europea (CE), pese a los contactos bilaterales" que se puedan producir, aseguró Maas.

El titular alemán de Exteriores subrayó asimismo que la posición de Berlín no ha cambiado y que su objetivo es lograr una solución "como UE27" basada en dos principios: el mantenimiento del Acuerdo de Paz de Viernes Santo y la protección del mercado interno.

Consideró además que las últimas propuestas de Londres no son implementables ni aportan seguridad legal y reiteró el interés del Gobierno alemán de que se logre una salida ordenada del Reino Unido de la UE, porque una salida sin acuerdo provocaría "daños enormes".

No obstante, indicó que sería un "error" que cada capital europea entrase a negociar con Londres las distintas propuestas. Barnier, por su parte, recalcó que en este momento "difícil y sensible" de las negociaciones, ante la salida prevista para el 31 de octubre, "la pelota está en el tejado" del Gobierno británico y recordó que su primer ministro, Boris Johnson, se va a reunir esta semana en Nueva York con el presidente del consejo europeo, Donald Tusk.

Con respecto a la exigencia de Johnson de retirar la "salvaguarda irlandesa", consideró que se trata de algo "inaceptable" para Bruselas porque pondría en peligro la paz en Irlanda y podría crear "agujeros" en el mercado común.

Este mecanismo -incluido en el acuerdo de salida pactado por la anterior primera Theresa May- está pensado para que Irlanda del Norte (parte de Reino Unido) quede alineada a las normas comunitarias si Londres y Dublín no llegan a un acuerdo sobre la futura relación comercial después de un periodo de transición.

El negociador europeo reconoció que, dado el actual posicionamiento británico, parece "difícil" encontrar una solución "legalmente operativa" y que acabe con la "incertidumbre", aunque se mostró "abierto" a cualquier propuesta de Londres.

"Hoy no tenemos las bases para un acuerdo", aseguró Barnier. Está previsto que Reino Unido abandone la UE el 31 de octubre -si Londres no pide una nueva extensión y Bruselas la concede- y con el paso del tiempo crecen las probabilidades de que se produzca una salida sin acuerdo, algo que tendría graves consecuencias políticas y económicas.