Al menos 150 detenidos en la insólita protesta del viernes en Egipto

Al menos 150 detenidos en la insólita protesta del viernes en Egipto / EFE/EPA/STRINGER Al menos 150 detenidos en la insólita protesta del viernes en Egipto / EFE/EPA/STRINGER

Al menos 150 manifestantes fueron detenidos durante las insólitas protestas que se desataron en la noche del viernes en diversos puntos de Egipto contra el presidente, Abdelfatah Al Sisi, según ONG de derechos humanos egipcias.

El abogado Mujtar Munir de la ONG Asociación para la Libertad de Pensamiento y Expresión (AFTE) indicó a Efe que hasta el momento manejan información sobre alrededor de 150 detenciones de personas que han sido llevadas a campamentos militares. "Han sido detenciones aleatorias a jóvenes que estaban en la plaza de Tahrir y alrededores", indicó, puntualizando que no manejan cifras de arrestos en otras provincias del país.

Por su parte la ONG Centro Egipcio para los Derechos Sociales y Económicos informó en su página en la red social Facebook que han recibido denuncias de arrestos y detenciones de 45 personas que participaron en las protestas en la noche del viernes en El Cairo, Alejandría, Dimiat y Mahala.

Una insólita protesta se produjo en la noche del viernes en El Cairo y otras ciudades del país tras una convocatoria realizada en las redes sociales que impulsó el empresario y actor Mohamed Alí, cuyos vídeos y denuncias en internet impactaron entre la opinión pública egipcia.

Al grito de "vete, vete" o "el pueblo quiere derrocar al régimen", los manifestantes se congregaron en pequeñas protestas en el lugar que sirvió de epicentro de la primavera árabe en El Cairo, donde la Policía empleo de gases lacrimógenos para dispersar la protesta, según pudo presenciar Efe.

Aunque la manifestación no reunió a una gran cantidad de personas, las redes sociales se hicieron amplio eco por lo inusual de la concentración en un país en el que los cuerpos de seguridad han actuado de forma expeditiva ante cualquier atisbo de protesta.

Desde Barcelona donde dice que reside, Ali ha sacudido las redes sociales de su país con duras acusaciones de corrupción al presidente que se han vuelto virales en el país árabe. El propio Sisi salió al paso de las acusaciones el pasado fin de semana afirmando que los proyectos realizados en los últimos cinco años por su Gobierno son de la "nación" y afirmando que las acusaciones en su contra son "mentira".

Organismos de derechos humanos como Human Rights Watch han criticado duramente al Gobierno egipcio por su represión de la disidencia política, y han llegado a tildar al país como "una cárcel al aire libre".