Greta Thunberg saca los colores a los congresistas de EE.UU.

  • Escrito por Susana Samhan
  • Publicado en Planeta
Washington (Estados Unidos), 18/09 / 2019.- La activista climática sueca y fundadora de Viernes para el Futuro, Greta Thunberg, asiste a la audiencia conjunta de los Comités de Asuntos Exteriores y House (Select) de Crisis Climática en el edificio de oficinas Rayburn House en el Capitolio en Washington, DC, EE. UU., 18 de septiembre de 2019. El tema de la audiencia fue 'Voces que lideran la próxima generación sobre la crisis climática global'. (Estados Unidos) EFE / EPA / ERIK S. MENOR Washington (Estados Unidos), 18/09 / 2019.- La activista climática sueca y fundadora de Viernes para el Futuro, Greta Thunberg, asiste a la audiencia conjunta de los Comités de Asuntos Exteriores y House (Select) de Crisis Climática en el edificio de oficinas Rayburn House en el Capitolio en Washington, DC, EE. UU., 18 de septiembre de 2019. El tema de la audiencia fue 'Voces que lideran la próxima generación sobre la crisis climática global'. (Estados Unidos) EFE / EPA / ERIK S. MENOR

Con solo 16 años, la activista medioambiental sueca Greta Thunberg sacó este miércoles los colores a los miembros del Congreso de Estados Unidos por la inacción política para frenar el cambio climático en una comparecencia donde dio voz a las inquietudes de su generación por el calentamiento global.

Su intervención ante una sesión conjunta de dos comités de la Cámara Baja estadounidense fue escueta pero contundente.

"Me llamo Greta Thunberg, no he venido a ofrecer declaraciones preparadas en esta comparecencia", dijo la adolescente que, en lugar de su testimonio, ofreció a los congresistas una copia del informe de 2018 sobre calentamiento global del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC).

Ese informe del IPCC, que está constituido por científicos elegidos por la ONU y que sirve de guía a los líderes mundiales sobre el calentamiento global, hace hincapié en el impacto de la crisis climática y en la amenaza que supone para los humanos.

"Entrego este informe como testimonio porque no quiero que me escuchen, sino que escuchen a los científicos, quiero que se unan tras las ciencia y entonces quiero que adopten una acción real", sentenció Thunberg, peinada con su característica trenza.

La presencia de la joven despertó una gran revuelo mediático en el Capitolio, donde cada uno de sus movimientos fue seguido al milímetro por los medios de comunicación.

Pese a la expectación que despierta dondequiera que va, Thunberg mostró su aplomo habitual y fue firme en sus palabras ante los miembros del Congreso.

En su aparición ante los comités de la Cámara Baja, la adolescente sueca apareció flanqueada por los activistas climáticos juveniles Jamie Margolin, Vic Barrett y Benji Backer.

Su juventud no fue un impedimento para que algunos legisladores republicanos lanzaran algunas de sus embestidas para defender la gestión del cambio climático de EE.UU.

El congresista Garret Graves, que representa el estado de Luisiana, manifestó su acuerdo con la necesidad de "una acción agresiva" frente al cambio climático: Pero "también es importante garantizar que nos movemos con base a hechos", indicó.

En ese sentido, destacó que "al contrario de la creencia popular, EE.UU. ha liderado las reducciones de gases efecto invernadero" y afirmó que desde el año pasado el país ha progresado en lo que se refiere a estrategias de "adaptación" y "mitigación" de la crisis climática.

Graves también comparó la contaminación que causan en los océanos los barcos de EE.UU. y China; y preguntó a Thunberg si no se enfadaría en caso de que otra persona contaminara el mar, mientras ella limpia los desechos que se vierten en él.

"Bueno -respondió la activista-, primero, por esa lógica entonces yo también estoy echando mucha basura al océano, y entonces yo dejaría de tirar mi basura al océano y pediría al otro barco que deje de hacerlo también".

No es la primera vez que Thunberg se encuentra con legisladores de EE.UU., ya que ayer estuvo con un grupo de senadores demócratas junto al Capitolio en un acto en el que pidió al Congreso acciones concretas y liderazgo para afrontar el cambio climático.

Durante su estancia en Washington, ha tenido también la oportunidad de conocer al expresidente Barack Obama (2009-2017), quien publicó ayer una fotografía de ambos en su cuenta de Twitter.

Con "solo 16 (años), Greta Thunberg es ya una de las mayores defensoras de nuestro planeta. Reconociendo que su generación asumirá lo peor del cambio climático, no tiene miedo de impulsar una acción real", señaló Obama.

Tras la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump en 2017, EE.UU. se retiró del Acuerdo Climático de París y el mandatario ha insistido en su escepticismo acerca de los efectos del calentamiento global y que sea consecuencia de la acción humana.

El viernes pasado Thunberg se unió a una protesta frente a la residencia presidencial estadounidense desde donde mandó un mensaje a las autoridades de que no parará en sus demandas para combatir el cambio climático.

La joven partió el pasado 14 de agosto del puerto británico de Playmouth a bordo del velero Malizia II, que no emplea combustibles fósiles, rumbo a Nueva York, donde el 23 de septiembre participará en la Cumbre de Acción Climática organizada por Naciones Unidas.