TV

Las peleas entre hinchas dejan casi 50 muertos en Honduras entre 2003 y 2019

Cerca de medio centenar de personas han muerto en enfrentamientos entre hinchas de equipos de fútbol de Honduras entre 2003 y lo que va de 2019, informó este domingo el Comisionado hondureño de los Derechos Humanos, Roberto Herrera, quien condenó los actos de violencia del sábado que dejaron cuatro muertos y varios heridos.

Herrera indicó que la mayoría de estas muertes están en impunidad por la falta de investigación de las autoridades hondureñas.

El defensor del pueblo hondureño condenó el ataque al autobús de Motagua, que dejó a tres jugadores del equipo lesionados y dio paso a un enfrentamiento entre hinchas del club y del Olimpia.

El suceso se produjo el sábado antes del clásico capitalino previsto entre Motagua y el Olimpia, correspondiente a la quinta jornada del torneo Apertura y que fue suspendido por los disturbios que dejaron cuatro personas muertas y varios lesionados.

El enfrentamiento evidencia la necesidad de que la Policía tenga un "cuerpo especializado" en garantizar la seguridad en eventos deportivos y no permitir el ingreso de armas ni la venta de bebidas alcohólicas al estadio.

"Para hacer frente al problema y que cese la violencia dentro y fuera de los estadios se requiere de la colaboración y el compromiso de todos los sectores involucrados, como dirigentes deportivos, futbolistas, cuerpo técnico, autoridades policiales, aficionados y medios de comunicación", subrayó.

Herrera instó a las autoridades a investigar "todas las hipótesis" en relación al ataque al autobús y la muerte de cuatro personas, así como aplicar la ley a los responsables.

“El deporte es un derecho humano que tienen todas las personas y cuando se ve afectado por actos de violencia no solo se afecta el derecho de las víctimas, sino que de toda la sociedad”, enfatizó.

Agregó que todo acto de violencia es una "violación" a los derechos humanos, ya que siempre hay "una víctima, un victimario y una dignidad que es mancillada con ese tipo de acciones".

El defensor del pueble hondureño dijo que el deporte debe unir a los pueblos y que cualquier acto de violencia "desvirtúa la razón" de los estadios.

Para intentar poner fin a los actos violentos en los estadios, las autoridades crearon la Ley de Prevención de Violencia en los Estadios, que entró en vigencia el 29 de octubre de 2015, pero esta no cesa.