SUSCRÍBETE

Baja la tasa de homicidios en España, muy concentrados en el ámbito familiar

La ONU publica  hoy,  8 de julio, su informe mundial sobre homicidios. En España según dicho informe baja la tasa de homicidios, donde están muy concentrados en el ámbito familiar. Foto de la Directora de Operaciones de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Miwa Kato. EFE/ Bienvenido Velasco/Archivo La ONU publica hoy, 8 de julio, su informe mundial sobre homicidios. En España según dicho informe baja la tasa de homicidios, donde están muy concentrados en el ámbito familiar. Foto de la Directora de Operaciones de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Miwa Kato. EFE/ Bienvenido Velasco/Archivo

Más de un tercio de los asesinatos que se cometen en España se producen en el ámbito de la pareja o la familia, con las mujeres como principales víctimas, según un informe publicado este lunes por la ONU que refleja una caída de la tasa de homicidios en los últimos años.

"Desde el año 2012, España ha registrado una tasa de homicidios a la baja, de 0,6 por 100.000 habitantes en 2016, comparado con 0,8 en 2012", señala el Estudio Mundial sobre el Homicidio de 2019, publicado en Viena por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

Con todo, el informe señala que en 2017 se produjo un aumento de los crímenes mortales, hasta llegar a 308, catorce más que el año anterior. Los gráficos incluidos en el reporte muestran que más del 30 % de los homicidios registrados en España en 2016 caen en la categoría de "pareja íntima/relación familiar".

Según el informe, el 40 % de todas las mujeres víctimas de homicidios en España en 2016 lo fue a manos de su pareja, un porcentaje que sube al 60 cuando se incluye a familiares entre los agresores. Una cifra que confirma, como denuncia la ONUDD, que el hogar es el espacio más peligroso para las mujeres.

Según los datos de 2016 citados en el informe, ningún hombre fue víctima de homicidio en el ámbito de la pareja. La ONUDD cita estudios del Ministerio del Interior al señalar que entre 2010 y 2012 se produjeron en España 632 homicidios, de los que el 78 % estuvieron motivados por "violencia interpersonal", mientras que en el 18 % intervinieron otras actividades criminales, principalmente el robo.

"Aunque los homicidios relacionados con grupos y pandillas criminales no suponen un gran porcentaje del total, tienen más probabilidades de involucrar a gente joven, tanto como autores como víctimas", señala el reporte, que indica que a menudo están relacionados con el negocio de la droga.

De hecho, la ONUDD indica que el 10,7 % de los homicidios analizados en ese estudio estaban relacionados con el tráfico o venta de droga. El trabajo se refiere a los 15 homicidios cometidos en la provincia de Málaga entre enero y noviembre de 2018 "entre criminales que estaban implicados en el tráfico de droga" desde América Latina.

La ONU señala que el aumento del crimen violento en ciudades del sur de Europa está vinculado a la presencia de "pandillas callejeras latinas", originarias de Estados Unidos o América Latina. Con todo, tanto en España como en Italia, la mayor fortaleza y eficacia del sistema judicial y policial ha evitado que esas bandas evolucionen hacia formas más organizadas de criminalidad.

En general, el sur de Europa es una de las regiones del mundo con menor tasa de homicidios intencionados, alrededor del 0,8 por cada 100.000 habitantes en 2017, un 65 % menos que en 1990.

La ONUDD recuerda que en toda Europa, salvo en los países del Este, las tasas de homicidios "han estado en general por debajo del promedio mundial y "han disminuido de manera constante" desde principios de la década de 1990.

En informe explica que la violencia ha ido disminuyendo en los últimos 6 años y explica esta evolución en el fortalecimiento del Estado de Derecho, la educación, las promoción del autocontrol y del civismo, pero también al control de armas e, incluso, en Internet.

"El acceso a las computadoras (ordenadores) hace que los hombres jóvenes, tanto posibles perpetradores como posibles víctimas, pasen más tiempo en casa y menos en público, lo que da como resultado una menor probabilidad de involucrarse en un conflicto cara a cara, incluido el homicidio", señala la ONUDD.

También pueden haber influido "la transición a una economía" con poco o sin dinero en efectivo.

Banner 468 x 60 px